15 curiosidades sobre la salud de tu vagina

15 curiosidades sobre la vagina
javi_indy/iStock/thinkstock

"Chichi", "parte pudenda", "venusta"... Estas palabras y muchas más son las que se emplean en distintos países para referirse a la vagina. Ahora bien, ¿por qué existen tantos eufemismos para designar a una misma cosa? Pues, porque se trata de una "cosa" bastante incómoda.

Sí: no hace falta ser un genio para darse cuenta de que la vagina constituye uno de los tabúes más impenetrables de la sociedad actual. Pero, esto no tendría que ser así: una mujer debe conocer su propio cuerpo –y la vagina es parte de él–. Por eso, queremos compartir contigo algunas de las curiosidades más interesantes sobre la vagina.

15 curiosidades sobre la vagina 1
g-stockstudio/iStock/thinkstock

#1 Clítoris

El clítoris suele asociarse exclusivamente con su pequeña parte visible. Pero, investigaciones recientes han demostrado que esta es tan solo la punta del iceberg. Según estos estudios, el clítoris posee "ramificaciones" que se extienden debajo de la piel, a ambos lados de la vulva y pueden ser estimuladas desde el exterior.

15 curiosidades sobre la vagina 2
Slava_Vladzimirskaya/iStock/thinkstock

#2 ¿Vulva o vagina?

La mayoría de las mujeres confunde su vulva con su vagina. Es así: la vulva es la parte visible de la zona genital e incluye a los labios de la vagina, el clítoris, la uretra y la abertura vaginal –entre otros–. La vagina, por su parte, es el tracto muscular interior que conecta la vulva con el cérvix. 

15 curiosidades sobre la vagina 3
Slava_Vladzimirskaya/iStock/thinkstock

#3 Variedad

Hay tantas vulvas como personas. La verdad es que el color, la forma y el tamaño de estas varía enormemente y no existe una "vulva estándar".

15 curiosidades sobre la vagina 4
IPGGutenbergUKLtd/iStock/thinkstock

#4 Profundidad de la vagina

La vagina suele tener entre 7 y 10 centímetros de profundidad. Pero, durante la excitación, estos valores pueden duplicarse. Esto se debe a que cuando una mujer está excitada hay una mayor tensión muscular. Esta hace que el útero se eleve y pueda dejar más espacio para que la vagina se extienda.

15 curiosidades sobre la vagina 5
MaxFrost/iStock/thinkstock

#5 Himen

No todas las mujeres nacen con uno. Y cuando el himen sí está presente, varía muchísimo en forma y espesor. Esto significa que no es confiable realizar el "test del himen" para comprobar si una mujer es virgen o no.

15 curiosidades sobre la vagina 15
razyph/iStock/thinkstock

#6 Tamaño de la vagina

De acuerdo a un estudio publicado en 1996, y a diferencia de lo que la mayoría de las personas creen, el tamaño de la vagina no experimenta cambios significativos luego de dar a luz. 

15 curiosidades sobre la vagina 6
Milan Markovic/iStock/thinkstock

#7 ¿Pis durante el sexo?

Puede que alguna vez te hayan dado ganas de hacer pis mientras estás manteniendo relaciones sexuales. Pues, no te preocupes: es probable que tu pareja sin quererlo esté estimulando tu uretra –o incluso tu vejiga–.

15 curiosidades sobre la vagina 7
Marili Forastieri/Digital Vision/thinkstock

#8 Orgasmo

EL 16% de las mujeres afirma no haber tenido nunca un orgasmo durante una relación sexual. Y entre el 20 y el 30% de las mujeres expresa haber tenido un orgasmo cada 4 encuentros sexuales.

15 curiosidades sobre la vagina 8
Jupiterimages/Creatas/thinkstock

#9 Dolor

En un estudio reciente, el 30% de las mujeres ha declarado sentir dolor en su encuentro sexual más reciente. Como puedes ver, entonces, es frecuente que se experimente algún tipo de aflicción al mantener relaciones sexuales. Dicho dolor puede atribuirse a la falta de lubricación o a algún "golpe" inesperado en el cérvix. Lo bueno es que cualquiera de estas aflicciones puede prevenirse. ¡Con alargar el juego previo y cambiar de posición los problemas habrán acabado!

15 curiosidades sobre la vagina 9
grThirteen/iStock/thinkstock

#10 Efecto imprevisto

El consumo de pastillas anticonceptivas –así como el amantamiento y la menopausia– puede incidir en tu capacidad de lubricación, dado que esta depende en gran medida de tus niveles de estrógenos.

15 curiosidades sobre la vagina 10
pederk/iStock/thinkstock

#11 El condón y el placer

A diferencia de lo que muchos creen, el uso del condón no hace que el acto sexual sea menos placentero. Así lo mostró el National Survey of Sexual Health and Behavior, que comprobó que las parejas que usaban preservativo tenían la misma cantidad de orgasmos que las que no.

15 curiosidades sobre la vagina 11
luckyraccoon/iStock/thinkstock

#12 Vello púbico

Cuanto más adulta eres, más vello púbico tienes. Así lo develó un estudio realizado en 2010 con la ayuda de 2.451 mujeres. En este sentido, quienes tienen entre 18 y 24 años suelen removerse todo el vello púbico; las de entre 25 y 49, tan solo una parte; mientras que las mujeres mayores de 50 no tienden a quitarse nada.

15 curiosidades sobre la vagina 12
Alliance/iStock/thinkstock

#13 Ducha vaginal

La vagina se limpia sola y es bueno que así sea. Si tú interfieres en este proceso estarás atentando contra tu flora vaginal y te harás más vulnerable a todas las infecciones que andan por la vuelta. De hecho, ya se ha comprobado que la ducha vaginal está asociada a la enfermedad inflamatoria pélvica, la vaginosis bacteriana y otros problemas de salud.

15 curiosidades sobre la vagina 13
XiXinXing/iStock/thinkstock

#14 Período de abstinencia

Después de dar a luz, es recomendable abstenerse de tener sexo con penetración durante 6 semanas, tanto para darle a nuestro cuerpo el tiempo que necesita para recuperarse como para reducir los riesgos de infección.

15 curiosidades sobre la vagina 14
Alliance/iStock/thinkstock

#15 Infecciones

Pescar una infección en la vagina es mucho más fácil de lo que parece. Sentarse con una malla de baño o ropa interior húmeda, beber mucho alcohol, ingerir mucha azúcar... Todos estos son los factores que pueden promover la aparición de una infección.

Información recomendada: 7 curiosidades sobre el maravilloso cuerpo femenino

He aquí algunos datos para que conozcas más a tu vagina y puedas cuidarla mejor. A fin de cuentas, ¡es parte de tu cuerpo!