mujer

4 mitos sobre amamantar, la cesárea y el ejercicio postparto que debes ignorar

MITOSPESOPOSTPARTO
julief514/iStock

Cuando tenemos un hijo nuestra vida cambia definitivamente. Nuestras necesidades pasan a segundo plano y nuestro bebé al primero. Pero igual nos sentimos que nuestro cuerpo cambio y no es un deseo egoísta volver al cuerpo que tuvimos antes.

Pero volver a la figura que teníamos antes de dar a luz es un proceso muy particular que afecta a todas las mujeres de manera distinta. Y si bien no es imposible que vuelvas a calzarte el par de jeans que tienes guardo en el closet, hay algunos mitos sobre el peso post parto que debes despejar de tu mente para que vuelvas a las andadas de manera sana y sin angustia.

breastfeeding%202
Comstock/Stockbyte/Thinkstock

Primero, si te cuidaste la alimentación cuando estabas embarazada, ahora amamantado debes seguir cuidándola ya que tú sigues siendo la fuente de alimentación de tu hijo. Y si bien tu cuerpo genera cierto gasto calórico por el proceso de amamantar, esto no quiere decir que sea una carta abierta para comer comida rápida, dulces y demás y las libras se irán de manera rápida. Esto no pasa si comes mal.

exercising%20after%20giving%20birth
Oleksiy Khmyz/iStock/Thinkstock

La recuperación de cada mujer es muy distinta y porque la famosa de turno se haya montado en sus zapatos de correr a las horas de haber dado a luz no quiere decir que tú lo puedes hacer también. Esto depende mucho de cómo fue tu embarazo y cómo está tu cuerpo físicamente después del parto. Si fuiste una mujer embarazada activa seguramente te costará menos volver a una rutina que una mujer que no tuvo actividad física durante los nueve meses de gestación.

c%20section
Artem_Furman/iStock/Thinkstock

Esta operación no rompe los músculos abdominales así que no debes preocuparte por ello. Tus órganos y piel pueden volver a un estado normal y esto también dependerá de la calidad elástica de tu piel y cómo cicatrices.

peso%20posnatal
Jupiterimages/Photos.com/Thinkstock

Esto sería empezar con mal pie tu otro embarazo. Lo mejor que puedes hacer es tener tu peso ideal antes de salir embarazada, estar fuerte y activa físicamente en lo que se pueda antes de decidir tener otro bebé. Si enfrentas un embarazo con sobrepeso sumarás las libras que tienes que perder luego. 

Volver a tu peso antes del embarazo será un proceso tal vez más lento de lo que planificas porque ahora tienes otras cosas que ocuparán también tu tiempo. Ten cuidado con no exigirte más de lo que puedas dar en un momento pero tampoco quiere decir que te desanimes. Mantente activa, con y sin el bebé. Camina con él, sácalo a pasear, aprovecha limpiar la casa para tambi╬n moverte. Tampoco olvides mantener una buena alimentación durante este periodo para que se te haga más fácil mantenerte en forma.