Beneficios y contras de la leche de vaca

Beneficios y contras de la leche de vaca 1
wavebreakmedia ltd/wavebreak media/thinkstock

La leche es buena, pero es verdad que es grasa... Y la grasa no es buena. Así pues, ¿qué podemos deducir, que la leche es buena o es mala para nuestra salud?

La leche de vaca, o de todo animal doméstico, es uno de los grandes componentes alimenticios, que sirve para preparar muchos platos como bebidas lácteas, queso, mantequilla, y más cosas. La leche es sabrosa y beneficiosa para el cuerpo, gracias al calcio, el fósforo, la proteína fácil de digerir, pero también a través de sus materias grasas, útiles para las paredes de las células y de los vasos sanguíneos.

Hoy, en VivirSalud, queremos explicarte los beneficios y contras de la leche de vaca.

Los nutrientes de la leche

Beneficios y contras de la leche de vaca 2
valentyn volkos/istock/thinkstock

En efecto, la leche presenta un gran número de propiedades útiles para bajar la tensión arterial, para calmar los nervios, y provocar un sueño profundo. En cualquier caso, este producto maravilloso no es útil para todo el mundo, puesto que mucha gente no puede beber leche.

De esta forma, podemos afirmar que la leche, por razón de su riqueza en proteínas y en grasas, debe ser consumida con moderación, puesto que en caso contrario provoca intolerancia, bien consumiéndola de forma natural o en forma de lácteo.

La intolerancia de la leche

Habitualmente, una intolerancia a la leche se expresa de dos formas: como un déficit en lactosa (deficiencia de la enzima para digerir la leche) y como una alergia a la proteína de la leche de vaca (o de cabra, de oveja y de otras especies). Estas formas de intolerancia a la leche se detectan en la infancia, a pesar de que muchos adultos también presentan este problema.

Beneficios y contras de la leche de vaca 3
purestock/thinkstock

Además, muchos productos lácteos son bastante grasos –como el queso, la mantequilla y otros productos creados a partir de la leche fermentada–. Estos productos lácteos se deben consumir de manera razonable, con el fin de limitar los riesgos de aumento de peso y de otras enfermedades.

La leche debe limitarse en personas mayores de 50 años. En la leche se encuentra una sustancia particular que favorece la acumulación de lípidos en el cuerpo. Según los médicos, este fenómeno nocivo para el organismo puede provocar el desarrollo o la progresión de la arteriosclerosis.

Existe un mito que cuenta que todos los asiáticos son delgados por culpa de una intolerancia a la lactosa. De hecho, no beben leche por culpa de una herencia genética y por costumbre. Si bien no es del todo cierto que solo sean delgados por esta razón, sin duda alguna es un punto a tener en cuenta en nuestra dieta diaria.

En cualquier caso, y para concluir, la leche de vaca se podría reemplazar por la leche de soja, que no contiene lactosa y que posee proteínas con un valor nutritivo casi igual, siempre que nos guste su sabor. Si bien los beneficios de la leche de vaca son reales, también tiene algunas contras que debemos tomar en cuenta.