mujer

Consejos para aliviar una crisis de aerofagia

Consejos para aliviar una crisis de aerofagia 1
LarsZahnerPhotography/istock/thinkstock

Vientre hinchado y eructos intempestivos son dos síntomas de la aerofagia. Desagradable para el cuerpo, y a veces molestos en sociedad, se deben a una presencia excesiva de aire en el estómago. Veamos algunas reglas para evitar estos desarreglos.

Cuando se habla, se come o se bebe, es decir, desde que se abre la boca, se traga aire; cosa totalmente normal, salvo que algunas personas, por querer ir demasiado rápido o hablar comiendo, tragan más aire que otras. El aire desciende, entonces, a lo largo del esófago hasta llegar a los alimentos que se deben digerir en el estómago. A este último no le gusta, por lo que se infla y el organismo deja de estar a gusto. De ahí surge una sensación de hinchazón muy desagradable, sobre todo si se lleva ropa ajustada. Veamos pues algunos tips que se pueden aplicar para poner freno a la aerofagia.

Evitar el estrés

Antes de nada, la aerofagia –el hecho de tragar mucho aire– suele ser una consecuencia del estrés. Por eso, es primordial intentar detectar la causa del ese estrés y erradicarlo. Esto en realidad resulta más fácil de decir que de hacer, pero ciertamente evitará ciertas crisis inoportunas, que son susceptibles de aumentar el nerviosismo. Unos relajantes a base de plantas (valeriana, espino) pueden, eventualmente, ayudar a reducir el nerviosismo.

Consejos para aliviar una crisis de aerofagia 2
overcrew/istock/thinkstock

Comer despacio, sin olvidar masticar los alimentos

Estos dos principios deberían reducir esta impresión (justificada) de hinchazón. Normalmente, se suele comer haciendo otra cosa al mismo tiempo, concretamente durante la pausa del almuerzo o cuando se está delante del ordenador. Al englutir demasiado rápido los alimentos, se deja pasar demasiado aire y se mastica mal. Esto es muy malo para el estómago: además de la aerofagia, se le pide mucho desde un punto de vista de la digestión. Esto suele tener una consecuencia nefasta: ardor de estómago.

Evitar hablar comiendo

No solo no es muy educado, sino que además se traga más aire del que el estómago puede soportar. De hecho, comer con la boca cerrada es la mejor solución para evitar la entrada de aire.

Evitar las bebidas a base de gas

Como su nombre indica, se trata de bebidas llenas de pequeñas burbujas de gas. Tras la ingesta, las sensaciones de pesadez y de vientre dilatado aparecen. Lo mejor es beber agua sin gas, y preferentemente fuera de las comidas.

Consejos para aliviar una crisis de aerofagia 3
b-d-s/istock/thinkstock

Comer sentado, sin moverse demasiado

El hecho de levantarse y moverse mucho mientras comemos puede acentuar la presencia de aire en el estómago.

También se deben evitar los chicles...

Al masticar, se produce saliva. Cuando se deglute para tragar, el aire sigue el mismo camino. Pero al no ingrerir nada, solo seguir masticando, la aerofagia será peor. 

El tabaco, el alcohol, el café y otros excitantes suelen citarse como factores agravantes de laaerofagia.

Si se siente venir la crisis: conviene tumbarse sobre el vientre, mantenerse caliente, apoyándose sobre el estómago (situado a la izquierda, debajo de la última costilla). Esto debería aliviar la sensación de malestar.

Si a pesar de todo se sufre una crisis deaerofagia, se pueden tomar alguna mezcla a base de plantas carminativas (anís, albahaca, cilantro...), es decir, que favorecen la expulsión de los gases.