4 mitos y verdades sobre la alimentación

4 mitos y verdades sobre la alimentacion 1
iStock/gpointstudio/thinkstock

¿En qué consiste una buena alimentación? La información sobre este asunto abunda; solo basta con googlearlo para encontrar las innumerables fuentes que tratan este tema. Ahora bien, la verdadera pregunta es: ¿qué hay de cierto en todo eso? En este post, te contaremos algunos de los mitos y verdades sobre la alimentación.

#1 Los huevos son malos

4 mitos y verdades sobre la alimentacion 2
istock/YelenaYemchuk/thinkstock

Sin embargo, y para el disgusto de los firmes opositores de este alimento, esto es un mito. Pero, ¿por qué? Bueno, es simple: el responsable de producir el 75%  del colesterol en sangre es el hígado. Este se ve estimulado a hacerlo cuando se consumen grasas saturadas -algo de lo que el huevo prácticamente carece. Además, este alimento es muy rico en grasas no saturadas, vitamina B y muchos otros minerales. 

#2 El café es cancerígeno

[[{"fid":"1131889","view_mode":"preview", "type":"media","link_text":null,"attributes":{"class":"media-element file-default"}}]]En algunas ocasiones, se ha culpabilizado a la cafeína de esta bebida por causar tumores malignos. Así sucedió en un estudio realizado en la década del 70, en el que se responsabilizó al café del desarrollo de quistes mamarios. Años después, una investigación llevada a cabo por la Universidad de Harvard demostró que las personas que bebían café eran más propensas a desarrollar cáncer de páncreas.  

A la luz de todos estos descubrimientos, en los últimos tiempos se han ejecutado métodos de investigación de mayor exactitud, a fin de hallar evidencias concluyentes que comprobaran esos resultados. No se encontró ninguna. De hecho, en muchos casos se verificó exactamente lo contrario. En este sentido, 17 investigaciones, que se realizaron entre 1990 y el 2003, develaron que los consumidores asiduos de café tenían un 24% menos de posibilidades de sufrir cáncer de colon. Como si esto fuera poco, otros estudios han demostrado que el café es muy bueno para prevenir enfermedades como el Parkinson y la diabetes tipo 2.

#3 No solo el vino tinto protege al corazón

[[{"fid":"1131890","view_mode":"preview", "type":"media","link_text":null,"attributes":{"class":"media-element file-default"}}]]Por muchos años, la presencia del resveratrol -un conocido antioxidante que reduce la inflamación- ha ennoblecido el consumo del vino tinto. Incluso, este llegó a ser considerado el principal responsable de la excelente salud cardiovascular de los franceses. Estudios recientes han demostrado, sin embargo, que los beneficios cardíacos de esta bebida no yacen en su resveratrol, sino en su alcohol. Esto convierte al vino blanco y a la cerveza en igualmente favorables para el corazón.

En definitiva, es la ingesta moderada de alcohol la que posee estos beneficios. Este eleva el nivel del colesterol "bueno" y dificulta la formación de coágulos de sangre. Ahora bien, no te sobrepases, ten en cuenta que la cantidad de alcohol recomendada por día para las mujeres es un vaso y para los hombres, dos.

#4 Los alimentos crudos son preferibles a los cocidos

[[{"fid":"1262931","view_mode":"preview", "type":"media","link_text":null,"attributes":{"class":"media-element file-default"}}]]Los defensores de los vegetales crudos sostienen que el calor destruye a las enzimas que facilitan la digestión. Esto es cierto, como también lo es que la cocción de los alimentos rompe las fibras y favorece que el cuerpo las asimile. Por tanto, comer solo vegetales crudos también tiene sus desventajas.

Esto fue confirmado por una investigación alemana realizada en 201 hombres y mujeres que comían solo alimentos crudos. Este estudio constató que estas personas tenían niveles más bajos de triglicéridos y de colesterol total. No obstante ello, también develó que su cantidad de colesterol saludable había disminuido.

Otros estudios han revelado que la cocción de ciertos alimentos potencia sus efectos nutricionales. Por ejemplo, se sabe que la salsa ketchup contiene más licopeno que los tomates crudos. Este hecho la convierte en un alimento más efectivo a la hora de prevenir el cáncer de próstata. 

Ten en cuenta estos mitos y verdades, y mejora tu alimentación. Pues, en definitiva, como bien lo supo decir el filósofo y antropólogo Ludwig Feuerbach, "somos lo que comemos".