mujer

Consejos para ser feliz

Consejos para ser feliz 1
moodboard/thinkstock

El secreto de la felicidad no es tan misterioso como se suele pensar. A veces, basta con pequeños gestos concretos y sencillos para ver las cosas por el mejor lado. Veamos tres hábitos que se pueden incorporar a la vida cotidiana para subir el estado de ánimo y ser más feliz. Hoy te presentamos estos consejos para ser feliz.

Favorecer los contactos sociales

Vivimos en sociedad y nuestro cerebro parece estar programado para interactuar con los demás y establecer relaciones. Conviene no dudar a la hora de llamar por teléfono a una hermana o a la madre, o planificar un brunch un domingo con las amigas, y repetir la experiencia con cierta frecuencia.

En verdad, la gente que se socializa al menos una vez a la semana tiene más posibilidades de vivir más tiempo, de mantener las capacidades intelectuales, además de correr menos riesgos de sufrir una crisis cardíaca.

Consejos para ser feliz 2
Dmitri Mihhailov/istock/thinkstock

Escribir un diario

La vida no es una línea recta constante, y es normal encontrarse con situaciones que provocan sentimientos negativos. En todo caso, es importante tomar conciencia de los aspectos positivos de la vida. Escribiendo un diario de agradecimiento es fácil recordar los elementos ante los cuales se experimenta un sentimiento de gratitud, olvidando aquéllos que provocan malestar y preocupación.

Es interesante tener un cuaderno donde se pueden apuntar todos los trucos pueden provocar la sonrisa. Se puede tratar de ideas tan sencillas como admirar los colores tan maravillosos que toman las hojas en otoño. Escribiendo los aspectos de la vida ante los cuales una persona se siente profundamente agradecida, el optimismo ganará fuerza en el corazón.

Olvidarse del rencor

Consejos para ser feliz 3
francesco ridolfi/istock/thinkstock

El rencor conduce normalmente a un sentimiento negativo, como la cólera y la amargura, que pueden aumentar el nivel de estrés y la tensión arterial, e incluso debilitar el sistema inmunitario. Más vale ejercer el perdón, aunque sólo sea por una cuestión puramente de salud.

Ciertamente, no se trata de una tarea fácil, pero el perdón representa un esfuerzo consciente para transformar los sentimientos negativos en sentimientos positivos. Perdonar a alguien no requiere necesariamente confrontarse con esa persona. La intención primera es la de estar en paz con la situación, y dejar de pensar en ella con resentimiento, con el fin de pasar a otra cosa.

Finalmente, haciendo prueba de amabilidad hacia otra persona, se contribuye a la propia felicidad, puesto que la posibilidad de contribuir a mejorar el día de un semejante es una fuente de felicidad innegable.

¿Te han gustado estos consejos para ser feliz? ¿Cómo intentas que tu vida sea feliz? ¿Qué puntos de los que nombramos llevas a cabo?