mujer

Los beneficios para la salud del masaje facial

Los beneficios para la salud del masaje facial 1
juni art/istock/thinkstock

La cara posee toda una red de meridianos (canales sutiles o círculo de la energía) muy sensible al tacto. A cada zona corresponde una parte del cuerpo. Te invitamos a tomar algunos minutos al día para efectuar este tipo de masaje facial, pues sus beneficios son enormes para la salud general del organismo.

Las zonas del rostro y el cuerpo

La frente representa la zona de los pensamientos, la intuición y de la meditación. Pasando los dedos por encima de la línea de las cejas, se pueden sentir algunas depresiones donde se acumula la energía. Cuando la energía se bloquea, esta zona puede ser dolorosa.

Los ojos son el espejo del alma... Con el ejercicio del "palming" se puede mejorar la vista, pero también se puede aumentar la distensión muscular de los músculos oculares.

Los beneficios para la salud del masaje facial 2
szefei/istock/thinkstock

La nariz es la "columna vertebral" de la cara y está estrechamente ligada a los sistemas respiratorio y digestivo. Las orejas son el espejo del cuerpo. Todos los órganos están ahí representados.

La boca tiene relación con el tubo digestivo. Para una buena salud del sistema digestivo, es importante aprender a relajar las mandíbulas, una zona normalmente sujeta a tensiones. El mentón, finalmente, está en relación con los riñones y la vejiga.

Ver también: Los tipos de masajes más populares

La práctica del masaje facial

Primeramente, se debe comenzar por calentar las manos frotándolas una contra la otra. Luego, debemos hacer los siguientes movimientos en cada zona de nuestro cuerpo:

Los beneficios para la salud del masaje facial 3
andreypopov/istock/thinkstock

  1. La frente: Colocar las manos sobre la frente y desplazarlas hacia el exterior haciéndolas deslizar hacia las sienes.
  2. El "tercer ojo": Alisar el punto situado entre las cejas con ayuda del índice derecho, y luego el izquierdo, como si quisieras echar fuera todas las preocupaciones que te perturban.
  3. Las cejas: Pellizcar delicadamente la línea de las cejas entre el pulgar y el índice. Efectuar este movimiento sobre toda la línea de las cejas.
  4. Las sienes: Conviene realizar pequeños círculos a nivel de las sienes, en el sentido de las agujas de un reloj, con el índice y el dedo corazón. Este movimiento debe repetirse varias veces.
  5. La nariz: Frotar las aletas de la nariz con todo el largo del índice. Realizar el mismo movimiento por debajo de la nariz y por encima del labio superior.
  6. Las mandíbulas: Situar la articulación que se encuentra entre la mandíbula inferior y la mandíbula superior. Realizar un masaje circular suave y prolongado en ese punto de la cara. 
  7. Las orejas: Pellizcar con delicadeza el lóbulo de las orejas, entre el pulgar y el índice (el pulgar colocado por detrás del lóbulo), y estirar con suavidad.
  8. El mentón: Alisar el mentón con el dorso de la mano, alternando la mano derecha con la izquierda.
  9. Las mejillas: Alisar las mejillas y el conjunto de la cara, suavemente, con la yema de los dedos. Terminar sacudiendo las manos, como para evacuar todas las tensiones.
  10. Por último y a modo de conclusión, para el ejercicio del "palming" se calientan las manos como indicamos al principio. Se colocan delicadamente sobre los ojos, formando una concha. Se debe sentir el calor que distiende los músculos alrededor de los ojos.

Ver también: ¿Qué son los masajes neuromusculares y cómo funcionan?

¿Conocías los beneficios para la salud del masaje facial? ¿Sueles realizarte masajes a menudo? Cuéntanos qué tipo de masajes prefieres y por qué.