mujer

Cómo curar una ampolla en el pie

como curar una ampolla en el pie 1
iStock/Thinkstock

¿Estrenas zapatos y a los pocos minutos te salen ampollas en los pies? Si te ocurre con cada par de zapatos nuevos, este artículo te será de interés porque te diremos cómo curar una ampolla en el pie para que puedas seguir andando sin más molestias ni dolor.

Forma de curar las ampollas

como curar una ampolla en el pie 3
iStock/Thinkstock
  1. Con las manos limpias, lava el área afectada del pie con abundante agua y jabón.
  2. Toma una aguja esterilizada con alcohol (o agua hierviendo) y pincha la ampolla para que el líquido que está dentro de ella drene. Con que pinches una sola vez bastará.
  3. Una vez que el líquido salió y la ampolla se 'desinfló', deja la piel muerta. Si la quitas la piel sana se irritará y te causará molestias al volver a calzarte los zapatos, además de abrirle paso a una infección.
  4. Aplica un antiséptico o povidona yodada para eliminar las bacterias y dejar el área limpia.
  5. Coloca una venda, gasa, bandita o lo que tengas a mano sobre la ampolla. Es importante proteger el área afectada para que la piel no se irrite más.

Tips para prevenir ampollas en los pies

como curar una ampolla en el pie 2
Hemera/Thinkstock
  • Las ampollas en los pies por lo general salen cuando usas un calzado nuevo, por ello lo mejor para prevenirlas es ablandar un poco el material de los zapatos para que no esté tan duro y riguroso cuando los uses. Si son zapatos de cuero, puedes ablandarlos pasando por el interior del calzado un algodón humedecido en alcohol, o también puedes llevarlo a un zapatero.
  • Usa tus zapatos nuevos en casa antes del día de estreno por unos minutos, estíralos, muévelos e incluso hazles como pequeños masajes o jaloneos.
  • Si tus zapatos tienen una plantilla que se siente de un material muy agresivo para tu pies delicados, lo mejor es que las cambies y le coloques unas más suaves que no dañen la planta de tu pie con fricciones dolorosas.
  • Apenas sientas molestias en los dedos, tobillo o cualquier parte del pie ocasionada por el calzado, protege la zona que seguramente estará de color rojo, con una bandita, cinta de oxido de zinc, una venda, algodón o el material que tengas, para evitar que te salga una ampolla.

¡Listo! Has aprendido acurar ampollas en los pies. Ahora solo tienes que tener el cuidado de tener siempre los pies hidratados para que puedan resistir las brucas fricciones que se generan con algunos zapatos.