mujer

Ejercicios Kegel para el postparto

Ejercicios Kegel para el postparto 1
iStockphoto/Thinkstock

Los ejercicios Kegel son una serie de contracciones que ayudan a mejorar el suelo pélvico. Aunque lo pueden hacer tanto hombres como mujeres, está especialmente recomendado para nosotras, ya que solemos tener más problemas con esta área. Los ejercicios Kegel para el postparto están especialmente recomendados, ya que ayudan a recuperar la fortaleza de los músculos, que se sometieron a una fuerza superior durante el nacimiento del bebé.

¿Para qué sirven los ejercicios Kegel?

El nombre de estos ejercicios se debe al ginecólogo Arnold Kegel, que en 1940 los inventó para que las mujeres que habían dado a luz o estaban embarazadas pudieran contrarrestar los efectos del parto, evitando la incontinencia urinaria, la insatisfacción sexual y otros problemas bastante comunes tras un parto vaginal.

Este tipo de ejercicios aumentan el riego sanguíneo a la zona pélvica, por lo que ayudan a las mujeres a evitar la incontinencia y otros problemas derivados de la episiotomía o los desgarros, ayudando a sanar rápidamente. La zona pélvica corresponde a los músculos del coxis, alrededor de los intestinos y de la vagina.  

Ejercicios Kegel para el postparto 2
Wavebreak Media/Thinkstock

En el caso del parto, debemos tener en cuenta que los músculos del suelo pélvico se relajan en este momento para dejar pasar al bebé, especialmente si es grande o si ya has tenido otros hijos. Esto hace que la vagina quede más dilatada de por sí, por lo que los ejercicios de Kegel son ideales para este momento.

Cómo hacer los ejercicios Kegel

Es importante que comiences con la vejiga vacía. Al principio te costará encontrar los músculos correctos, pero la sensación es como si estuvieras evitando el flujo de orina. Si aún no estás muy segura, puedes poner en tu vagina un dedo limpio antes de comenzar con el ejercicio; si cuando comienzas con él sientes una presión sobre el dedo, lo estás haciendo bien.

Debes evitar que durante los ejercicios Kegel estés moviendo el estómago, apretando las piernas o las nalgas o conteniendo el aliento. Solo tu suelo pélvico debe contraerse. Aunque te pueda resultar difícil al principio, poner una mano sobre el estómago te puede ayudar a verificar que lo estás haciendo bien.

Ejercicios Kegel para el postparto 3
iStockphoto/Thinkstock

Si recién estás empezando, mantén la contracción unos pocos segundos antes de relajar. A medida que los músculos mejoran su fuerza, puedes mantenerlos durante diez segundos y relajar otros diez. Si sufres de incontinencia urinaria, te ayudará hacerlos cuando estás tosiendo, riendo o haciendo cualquier otro esfuerzo.

Empieza con pocas contracciones y ve aumentándolas a medida que pasan los días. Lo bueno es que puedes hacerlos en cualquier momento y lugar ya que pasan desapercibidos. Intenta que se convierta en una rutina, ya que será bueno para tu salud en general, no solo durante el embarazo y luego de dar a luz.

¿Has practicado ejercicios Kegel para el postparto? ¿Te han dado buenos resultados o crees que no han variado nada en tu organismo?