mujer

Propiedades de la flor del saúco

Propiedades de la flor del sauco
iStockphoto/Thinkstock

El saúco es un árbol de la familia de las caprifoliáceas, su tronco varía en altura entre 2 y 5 metros, su color es verde oscuro, las flores blancas y su fruto es en forma de bayas negruzcas. Usualmente la recolección de flores de saúco se produce en primavera y a principios de verano. Debido a su gran cantidad de beneficios, hoy hablaremos sobre las propiedades de la flor del saúco.

¿Para qué se usa la flor de saúco?

Las flores de saúco se usan para bajar la fiebre, disminuir la inflamación y aliviar la irritación y también por sus efectos diuréticos.

El efecto laxante, antiinflamatorio y las propiedades antivirales que tiene la flor de saúco no son discutibles por la medicina alternativa. Por ejemplo, las flores más viejas se utilizan para tratar  enfermedades de tipo respiratorio, esperamos que funcione en tu caso, si es que lo necesitas.

Propiedades de la flor del sauco 1
iStockphoto/Thinkstock

Seguro te sorprenderás si te contamos que en algunos lugares del mundo se utilizan las cabezas de las flores para adicionarles a las bebidas de verano y para agregar sabor a frutas cocidas, jaleas y mermeladas. De otra parte las flores son utilizadas para aliviar el dolor en los ojos, por ello también se les utiliza de manera externa. Así, se evita la piel irritada e inflamada, las úlceras en la boca y las lesiones menores.

El saúco es muy eficaz cuando se trata de combatir el estreñimiento, aumentar la sudoración y limpiar la sangre de impurezas. Además, su uso es muy efectivo cuando se trata de disminuir la inflamación de las encías y la garganta. Enfermedades de más cuidado como el reumatismo, la artritis y la gota, pueden aliviar sus síntomas con las flores de saúco, incluso cuando los niños presentan varicela o sarampión esta planta puede ayudar a curar.

Las hojas también son utilizadas, generalmente como insecticidas.

Cómo preparar saúco

Propiedades de la flor del sauco 2
iStockphoto/Thinkstock

La infusión es el método más utilizado y conveniente para la extracción de las propiedades más sensibles de la flor del saúco.

Lo que debes hacer es poner en una taza las flores de saúco, desmenuzarlas y sobre ellas verter agua hervida, luego debes taparlas, dejarlas en reposo por un par de minutos y luego la puedes endulzar con miel para que el trago no te resulte amargo. Toma una cucharada por taza unas tres veces al día.

Vale la pena aclarar que algunos compuestos del saúco son tóxicos, razón por la cual se hace imperante que el método para consumirlas sea a través de una infusión, y claramente no debe ser consumido en cantidades excesivas. Ahora es tu turno cuéntanos tú ¿sabías de las propiedades de la flor de saúco? ¿Conoces alguna planta con características parecidas?