mujer

Tips para elegir una crema de masajes

tips para elegir una crema para masajes 1
Hemera/Thinkstock

Aceites, cremas, geles... los productos de masaje invaden actualmente el mercado. Descubramos cómo elegir una crema que nos dé los mejores resultados al hacernos masajes corporales. 

La consistencia del producto

El éxito de una sesión de masajes depende en parte del producto que se utiliza. Sea cual sea el tipo de masaje, el uso de un aceite, una crema o un gel permite optimizar los diferentes movimientos realizados por el terapeuta, pero también implica un mejor beneficio de los agentes activos contenidos en cada producto.

Si el aceite de masaje es el más demandado, conviene saber que su uso no es siempre el más conveniente. En efecto, la elección de nuestro producto de masaje debe tener en consideración varios factores que van de la textura en contacto con la piel a los objetivos buscados en cada sesión.

tips para elegir una crema para masajes 2
iStock/Thinkstock

La correcta elección de una crema para masajes comienza por tener en cuenta su textura. Para ello, lo esencial es considerar su fluidez sobre la superficie cutánea. Un producto cremoso es el más adecuado para masajes con una duración de más de cuarenta y cinco minutos. Esta textura puede ser incómoda en el caso de una sesión más corta.

Por ejemplo, el producto puede que no se extienda bien. Infórmate acerca de la capacidad de penetración de cada fórmula. Mayor es la capacidad para atravesar las diferentes capas de la piel y mejor será el resultado de cada sesión de masaje.

Producto y masajes específicos

Existe toda una gama de técnicasde masajes y cada una requiere su propio producto específico en función de los resultados que se quieren obtener. En el marco de un masaje relajante, por ejemplo, el producto que tenga la mayor facilidad de penetración en la piel será el más adecuado.

tips para elegir una crema para masajes 3
Photos.com/Jupiterimages/Thinkstock

En efecto, una vez en el interior de la piel, la acción de calor de los movimientos del masaje será favorecida, aumentando así los beneficios de la sesión. Los músculos se relajarán con mayor facilidad, las articulaciones se relajarán favoreciendo una mejor circulación de la energía y del flujo sanguíneo del organismo.

Los criterios de selección son muy diferentes para un masaje sensual. Además de la fluidez del producto, también se debe tener en cuenta el aroma y su especificidad. En efecto, si el aroma del producto es poco penetrante, se corre el riesgo de limitar la estimulación de los sentidos del paciente.

A la inversa, un producto demasiado perfumado corre el riesgo de invadirlo todo, neutralizando el despertar del resto de los sentidos. La elección del producto varía igualmente en función de los efectos esperados. Ciertamente existe una amplia gama de cremas o de productos para masajes que son comestibles y con propiedades afrodisíacas. Para este tipo de masajes es lo más recomendable.

Como hemos visto, un buen producto de masaje no se puede dejar a la improvisación. De igual modo que la profesionalidad del terapeuta es fundamental, la elección del producto correcto para cada tipo de tratamiento es tan importante o más. Conviene asesorarse bien antes de decantarse por un tipo u otro de aceite corporal y nunca perder de vista los objetivos que se quieren conseguir.