mujer

Los riesgos y peligros de la automedicación

los riesgos y peligros de la automedicacion 1
iStockphoto/Thinkstock

La automedicación es una práctica cada vez más corriente. Para las enfermedades benignas, puede parecer eficaz, pero conviene saber que la automedicación no lo puede curar todo, puesto que un tratamiento no adaptado no aportará sus frutos. Por eso, hoy te invito a conocer los riesgos y peligros de la automedicación.

Cuando compras medicamentossin receta o sin haber sido prescritos por un médico, te estás automedicando. Si compras o tomas medicamentos por consejo de un amigo o de una persona que no es tu médico habitual, ni farmacéutico, se trata también de automedicación. Lo mismo ocurre si decidís por ti misma tratar una enfermedad eligiendo los medicamentos, a la espera de una consulta con tu especialista.

Los riesgos de la automedicación

los riesgos y peligros de la automedicacion 2
Digital Vision/Digital Vision/Thinkstock

La automedicación no es una práctica aconsejable, puesto que pone la salud en peligro. Supongamos que has tomado cualquier medicamento a la espera de la consulta con tu médico. Cuando te atiendas con él, haras que su labor sea más difícil todavía a nivel del diagnóstico, porque los síntomas que tienes pueden estar enmascarados, y de ofrecerte un tratamiento, pueden existir interacciones con los medicamentos que ya has tomado por tu cuenta.

Además, si tomas medicamentos sin receta, los resultados de los análisis que te haya indicado el médico pueden no ser los verdaderos, lo que dificultará un diagnóstico certero. 

Cuando elegís un medicamento, hay varios parámetros que debes tener en cuenta, como tus antecedentes médicos, las alergias, los medicamentos que tomasa largo plazo, entre otras cosas. Además, la automedicación te expone al riesgo de sufrir una interacción medicamentosa nociva para la salud.

Los peligros de la automedicación

los riesgos y peligros de la automedicacion 3
iStockphoto/Thinkstock

La automedicación puede provocar una nueva enfermedad. En efecto, una molécula ha sido concebida para una patología particular. Si no se utiliza correctamente, el principio activo puede crear otras reacciones. Lo mismo ocurre si no se respetan las contraindicaciones escritas en el prospecto.

Aunque parezca inocuo, también debes tener cuidado con las sobredosis cuando tomas paracetamol para la fiebre o el resfriado. En caso de automedicación con empeoramiento de los síntomas, debes acudir inmediatamente a tu médico de cabecera.

Es cierto que ir a la farmacia o al botiquín de primeros auxilios del baño de nuestra casa, es más rápido para "aliviar" nuestros síntomas en comparación al tiempo de espera para una consulta con el médico. Sin embargo, automedicándote puede que estés generando un nuevo problema a tu organismo en lugar de solucionarlo. Recuerda, más vale prevenir que curar.