mujer

Técnicas de respiración para el parto

Tecnicas de respiracion para el parto 1
Fuse/Thinkstock

Las técnicas de respiración para el parto son una de las mejores opciones si lo que buscamos es un parto natural y a la vez indoloro. Los patrones de respiración nos permitirán relajarnos a la hora del parto y hacer que la labor sea más fácil, para poder finalmente tener a nuestro hermoso hijo entre brazos.

Beneficios de las técnicas de respiración en el parto

La respiración es una respuesta automática al dolor, además, proporciona a la madre relajación, sensación de bienestar y de control. Una madre en esas condiciones, con una correcta respiración, estará mejor oxigenada, y por ende tendrá más fuerza para pujar. Además, hará las contracciones más productivas. Las técnicas de respiración también están relacionadas con un menor riesgo de parto asistido o cesárea.

¿Por qué respirar reduce el dolor?

Cuando estamos tensos, la respiración es más rápida y superficial, los hombros se levantan, se reduce la cantidad de oxígeno en el cuerpo, lo que hace que se nos duerman manos y pies y nos sintamos mareados. El cuerpo se cansa más rápido, por lo que es difícil llevar a cabo un parto natural.

Patrones de respiración

Tecnicas de respiracion para el parto 2
iStockphoto/Thinkstock

Existen diferentes patrones de respiración, cada uno se utiliza en un momento diferente del trabajo de parto. La mujer decidirá qué respiración es más apta para cada momento, ya que debe darnos una sensación de bienestar. Si la respiración produce mareos o nos causa dificultades, debemos cambiar el patrón inmediatamente.

Primera etapa de trabajo de parto

Cuando las contracciones sean intensas, debemos mantener una respiración lenta para ayudar a relajarnos. Si esto no nos alivia, debemos pasar a otro patrón de respiración. Inhalaremos profundamente cuando comience la contracción y relajaremos todo nuestro cuerpo al exhalar. Enfocaremos nuestra atención en inspirar por la nariz y expirar por la boca, centrando nuestra atención en relajar el cuerpo.

Podemos cambiar a una respiración rápida en determinados momentos si lo necesitamos. La respiración debe ser rápida y superficial. Incluso podemos hacer respiraciones más rápidas y más lentas alternadamente si aumenta la intensidad de las contracciones. Por su parte, la respiración variable nos permite hacer inspiraciones rápidas y espiraciones lentas. Esta es ideal si nos sentimos abrumadas, cansadas o desesperadas.

Segunda etapa de trabajo de parto

Tecnicas de respiracion para el parto 3
iStockphoto/Thinkstock

Cuando elcuello del útero está completamente dilatado debemos pasar a las respiraciones expulsadas. Una vez inhalamos, durante la exhalación debemos relajar nuestro cuerpo y sentir como el bebé baja. Cuando tengamos ganas de pujar, debemos hacer una respiración fuerte, con la barbilla en el pecho e inclinarnos hacia adelante. A continuación, debemos empujar hacia abajo. Después de 5 segundos volveremos a respirar con normalidad.

¿Cómo ayudar a la futura madre?

El parto es tarea de dos, así que los padres también deben apoyar. Pueden ayudar a la mujer a mantener la respiración adecuada en momentos estresantes o dolorosos. Podemos buscar contacto visual, intentar relajar los hombros, dar la mano.

La co-respiración puede sentirse a menudo extraña o embarazosa, pero es muy útil en el momento del parto.

Por último, me gustaría dejarles un video con técnicas de respiración para el parto que pueden serles útiles a muchas.