mujer

10 malos hábitos para la salud del corazón

10 malos habitos para la salud del corazon
iStockphoto/Thinkstock

Hoy te proponemos conocer algunos malos hábitos para la salud del corazón. Esta lista pretende resumir aquellos factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares más importantes. Te animo a que leas detenidamente esta información y pensar en los cambios sencillos que puedes hacer en tu favor.

Vida sedentaria

[[{"fid":"1127486","view_mode":"preview", "type":"media","link_text":null,"attributes":{"class":"media-element file-default"}}]]El trabajo y las ocupaciones diarias nos dejan con poco tiempo libre que solemos malgastar en actividades como mirar TV por horas, acompañados de snacks poco saludables. Además del riesgo de obesidad, estar sentados mucho tiempo es malo para la salud cardiovascular. Si estás en casa, deja la película en pausa y ve a la cocina a buscar un vaso de agua.  Aunque también aplica para cuando estás en la oficina: debes pararte, estirar y caminar unos minutos. Hacer ejercicio es necesario; moverse, fundamental.

Fumar

[[{"fid":"1127487","view_mode":"preview", "type":"media","link_text":null,"attributes":{"class":"media-element file-default"}}]]Fumar es un hábito poco saludable, no sólo para ti, sino para quienes te rodean. Además de los riesgos de enfermedades pulmonares, el cigarrillo es perjudicial para el corazón, generando problemas de obstrucción en las arterias. ¿Quieres cargar con la culpa de enfermar a quienes te rodean? Hay varios métodos para dejar de fumar que puedes probar.

Mala alimentación

[[{"fid":"1127488","view_mode":"preview", "type":"media","link_text":null,"attributes":{"class":"media-element file-default"}}]]Comer fuera de horario, ingerir comida chatarra, azúcares y alimentos procesados, además de la sobrealimentación, son malos hábitos alimenticios y factores de riesgo para la salud del corazón. Debes llevar una dieta saludable y equilibrada, con la cantidad de comidas diarias necesarias, y disfrutar de ellas en su justa medida.

Exceso de alcohol

[[{"fid":"1127489","view_mode":"preview", "type":"media","link_text":null,"attributes":{"class":"media-element file-default"}}]]Sabemos que una copa de vino u otra bebida alcohólica no supone grandes riesgos, e incluso puede ser beneficioso en más de un aspecto. Sin embargo, mucho alcohol conlleva el riesgo de hipertensión, que puede ser fatal para el corazón. Eso sin contar con el aumento de peso derivado de las calorías sumadas por esas copas de más. 

Dejar de tomar tus medicinas 

[[{"fid":"1127490","view_mode":"preview", "type":"media","link_text":null,"attributes":{"class":"media-element file-default"}}]]Si el médico te ha indicado una cierta medicación para combatir la hipertensión, no lo ha hecho con el propósito de complicarte la vida con horarios que respetar ni costos económicos. Las medicinas están pensadas para reducir el riesgo de ataques cardíacos. Aún cuando te sientas bien o si crees que las medicinas no funcionan, no dejes de tomarlas. Consulta con tu médico para encontrar alternativas.

No comer frutas y vegetales

[[{"fid":"1127491","view_mode":"preview", "type":"media","link_text":null,"attributes":{"class":"media-element file-default"}}]]Las frutas y verduras nos aportan una cantidad increíble de nutrientes esenciales diarios, además de ser fuentes saludables de carbohidratos, agua y fibras. Todo ello es bueno para la salud general, pero además, los estudios científicos han determinado que consumir más frutas y verduras disminuye el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Exceso de sal

[[{"fid":"1127492","view_mode":"preview", "type":"media","link_text":null,"attributes":{"class":"media-element file-default"}}]]De todos los malos hábitos para la salud del corazón, este es el más sencillo de solucionar. Las alternativas para disminuir el consumo de sal son varias. Usar hierbas aromáticas y especias en tus comidas es la solución que necesitas para dejar la sal, controlar la presión arterial y evitar mayores daños a tu organismo.

Dejar que el estrés invada tu vida

[[{"fid":"1127493","view_mode":"preview", "type":"media","link_text":null,"attributes":{"class":"media-element file-default"}}]]Lidiar con metas, problemas fechas, horarios y obligaciones puede ser muy estresante, además de motivar la ira, el mal humor y la depresión. Reducir el estrés es fundamental para que estas emociones no afecten tu salud mental, ni a la salud del corazón. Hacer ejercicio, disfrutar de actividades recreativas con la familia y amigos es fundamental.

No hacer caso a los síntomas

[[{"fid":"1127484","view_mode":"preview", "type":"media","link_text":null,"attributes":{"class":"media-element file-default"}}]]Cuando las señales de problemas de corazón y salud cardiovascular aparecen, no dejes de hacerles caso. Si sufres de dolores en el pecho persistentes o frecuentes, consulta a tu médico. Atender a estas señales apenas aparezcan es una medida necesaria. Debes estar atento a los requerimientos del cuerpo y la mente; cuando las preocupaciones comiencen a afectarte, detente y pon las cosas en su lugar.

No aceptar los riesgos

[[{"fid":"1127485","view_mode":"preview", "type":"media","link_text":null,"attributes":{"class":"media-element file-default"}}]]Las enfermedades cardiovasculares son responsables de la mayor cantidad de muertes en el mundo desarrollado. Además de la mala alimentación, la vida sedentaria, el tabaquismo y otras causas, desconocer las consecuencias de estos malos hábitos para la salud es otro factor de riesgo. Debes ser consciente de lo que provocas en tu cuerpo y buscar un estilo de vida más saludable.

Ahora que conociste estos 10 malos hábitos para la salud cardiovascular, te animo a conocer algunos hábitos saludables para mejorar tu calidad de vida.