mujer

Dieta para tratar cálculos renales

Dieta para tratar calculos renales 5
iStockphoto/Thinkstock

Los cálculos en los riñones son un problema bastante común, que no reviste gravedad, pero que, sin embargo, sí suelen ser muy molestos y dolorosos, e incluso en ocasiones necesitan cirugía. Por eso, a veces es mejor prevenir o mejorar los síntomas, mediante una determinada dieta para tratar cálculos renales.

¿Qué son los cálculos renales?

Un cálculo renal es una masa que se forma a partir de los cristales que contiene la orina. Como su nombre lo indica, se encuentra en los riñones

Existen diferentes tipos de cálculosrenales, y según el diagnóstico que el médico de, puede ser necesaria y beneficiosa una dieta determinada para evitar que se formen y crezcan piedras en los riñones.

¿Qué cambios debo llevar en mi dieta?

Principalmente, el médico pedirá que hagas cambios en las cantidades de sodio, potasio, proteínas, calcio, líquidos y oxalato que consumes.

Aumentar el consumo de líquidos

Cuando se habla de aumentar el consumo delíquido, se refiere a unas 12 tazas al día aproximadamente, e incluso más si el clima es cálido y se pierde agua durante la sudoración. Esto se debe a que, a mayor cantidad de líquidos consumidos, menos concentrada está la orina, lo que dificulta la formación de cálculos.

Reducir la cantidad de sodio

[[{"fid":"1127076","view_mode":"preview", "type":"media","link_text":null,"attributes":{"class":"media-element file-default"}}]] Si el cálculo renal es de calcio, el médico pedirá una reducción del sodio en la dieta, ya que este es el causante de que se pierda calcio en la orina y se formen los cálculos. Dos mil miligramos al día serán más que suficientes para mejorar su problema. Son alimentos bajos en sodio la pasta, el arroz y los plátanos.

Cuidarse de los alimentos ricos en oxalatos

[[{"fid":"1127077","view_mode":"preview", "type":"media","link_text":null,"attributes":{"class":"media-element file-default"}}]] Si los cálculos renales son de oxalato, se deben consumir menos alimentos con este mineral. Aunque es muy difícil determinar la cantidad de oxalato de un alimento, existen determinados alimentos que deben evitarse: frutos secos, soja, cereales, espinaca, tés, ruibarbo, remolacha, chocolate y papas. En cambio, pueden ser beneficiosos los guisantes verdes, los huevos y la leche.

Menos proteínas de origen animal

[[{"fid":"1127075","view_mode":"preview", "type":"media","link_text":null,"attributes":{"class":"media-element file-default"}}]] Reducir la cantidad de proteínas animales, independientemente del tipo de cálculos que tengamos, puede sernos de gran ayuda. Algunos complejos vitamínicos pueden aumentar la formación de cálculosrenales, por lo cual tenemos que consultar al médico antes de consumir vitaminas C y D, aceites de hígado de pescado y suplementos minerales con calcio.

Comer más cítricos

[[{"fid":"1127074","view_mode":"preview", "type":"media","link_text":null,"attributes":{"class":"media-element file-default"}}]] Los jugos de cítricos como las naranjas o el pomelo ayudan a reducir la acidez de la orina, convirtiendo a los riñones en un lugar poco favorable para que se generen cálculos.

Llevar una dieta baja en grasas

[[{"fid":"1127073","view_mode":"preview", "type":"media","link_text":null,"attributes":{"class":"media-element file-default"}}]] Tener una dieta baja en grasas ayuda a combatir la obesidad y, a su vez, hace a las personas menos propensas a generar cálculos renales.

¿Has tenido problemas de cálculos en los riñones? ¿Cómo lo has solucionado? ¿Tu médico te ha pedido que realices cambios en tu dieta?