mujer

Dieta líquida: ventajas y desventajas

Dieta liquida ventajas y desventajas 1
iStockphoto/Thinkstock

La dieta líquida es una forma de alimentarse que la mayoría de nosotros conocemos porque nos la ha recomendado el médico alguna vez para tratar alguna afección digestiva, o porque desde las revistas dedicadas especialmente a las mujeres, se ofrecen como alternativa para perder peso de forma rápida.

Pero la dieta líquida tiene sus ventajas y desventajas, hay que hacerla con mucho cuidado y no es para cualquier persona.

¿Qué es dieta líquida?

Según un artículo publicado por la Clínica Mayo, la dieta líquida es aquella en la que el médico recomienda ingerir solamente líquidos entre los que se cuentan desde el agua hasta los zumos y caldos, gelatina y todos aquellos alimentos que se digieren con facilidad y totalmente.

El médico recomendará seguir una dieta líquida previa a la realización de algunos estudios para el diagnóstico que requieren que el tracto intestinal o el estómago estén vacíos de residuos o alimentos y también la recomendarán para desintoxicar tu organismo, sobretodo cuando existan problemas digestivos, diarrea o vómitos.

La dieta líquida tiene, entonces, propósitos específicos, no es útil para bajar de peso y sólo debe realizarla una persona que se encuentre en perfecto estado de salud.

Dieta liquida ventajas y desventajas 2
iStockphoto/Thinkstock

Las ventajas de la dieta líquida

Luego de las grandes comilonas de fin de año, es bueno, desintoxicar el cuerpo y para esto, sería interesante seguir una dieta líquida, en la que durante no más de dos días sólo consumas zumos de frutas y vegetales, gelatina y agua. Dentro de una dieta líquida están incluidos la miel, las infusiones, también los caldos, siempre y cuando sean naturales y no contengan grasas.

Así, lograrás que tu organismo recomponga su funcionamiento o termine de digerir los alimentos sin sobrecargarlo.

Las desventajas de la dieta líquida

Más que desventajas, lo que existen sobre la dieta líquida son mitos. La dieta líquida no fue pensada para bajar de peso, sino que es la forma en la que los médicos preparan el organismo del paciente para diferentes procedimientos o, también, para mitigar algunos malestares no provocados por enfermedades, como los vómitos, las náuseas o la diarrea, por nombrar algunos.

Claro, uno piensa de forma más o menos lógica, que por ingerir solamente líquidos se bajará de peso, pero realmente lo que sucederá es que se perderán nutrientes, líquido e hinchazón del cuerpo, provocados por la mala alimentación y que volverán, inmediatamente se inicie la alimentación regular.

Esta dieta, como se dijo antes, no fue pensada para bajar de peso, sino para preparar el cuerpo para distintos procedimientos, por lo que no debe prolongarse en el tiempo, ya que estarán faltando nutrientes indispensables para mantener la salud.

Otra contraindicación de la dieta líquida es que durante los días que se mantenga no se pueden hacer ejercicios, entonces, sólo será útil para pasar dos días tranquilos, bebiendo deliciosos zumos pero sin realizar más tareas, ya que te cansarás más rápido, o podrías provocarte una descompensación.

Dieta liquida ventajas y desventajas 3
Hemera/Thinkstock

Entonces, ¿es bueno o malo hacer dieta líquida?

Hacer cualquier tipo de dieta sin recomendación médica es malo. La dieta líquida en particular, es peligrosa si no se realiza bajo consulta médica porque, como explicamos, el cuerpo deja de recibir los nutrientes esenciales para las actividades diarias.

Se puede hacer dieta líquida para desintoxicar el cuerpo durante un día o un día y medio, no más, luego de una gran comida, o cuando nos sentimos muy pesados o descompuestos.

Dieta liquida ventajas y desventajas 4
Creatas Images/Creatas Images/Thinkstock

De cualquier modo, lo ideal sería que incorpores la dieta líquida a tu alimentación habitual, es decir, que aumentes la cantidad de zumos o agua durante el desayuno, las colaciones y la merienda y que agregues una taza de caldo natural sin grasas a los almuerzos y cenas, aunque estés en verano, puedes tomar caldos fríos, como el de tomates o el de zanahorias que son muy sabrosos.

Si logras esto, notarás que consumes menos alimentos “que engordan” sin aportar mayores nutrientes y que tu cuerpo se sentirá mejor, más liviano y con menos hambre.