mujer

Cómo hacer hidroterapia en casa

Como hacer hidroterapia en casa
iStockphoto/Thinkstock

Los beneficios del agua en nuestro cuerpo no se reducen a los proporcionados por la ingesta, ya que el sumergirse por completo o de forma parcial dentro del líquido elemento proporciona ilimitados beneficios nuestra salud física y psicológica. Estamos hablando de la hidroterapia, un conjunto de técnicas que nos permite beneficiarnos de las cualidades y propiedades del agua.

Normalmente asociamos la hidroterapia a los balnearios o spas en donde podemos sumergirnos en piscinas de aguas calientes, realizar circuitos con multitud de diferentes técnicas de hidroterapia y terminar el día con un masaje relajante y curativo. Pero la verdad es que todos podemos realizar hidroterapia en casa, sobre todo si disponemos de bañera en nuestro cuarto de baño.

Hidroterapia casera

Las distintas técnicas de hidroterapia, a diferentes temperaturas nos darán alivio para distintos problemas: reducir tensiones, relajar los músculos, reducir la tensión arterial, así como desinflamar y aliviar problemas en las articulaciones.

Si tenemos agua y recipientes para sumergirnos en ella, como la bañera, os vamos a indicar una serie de posibilidades para poder realizar hidroterapia en casa, de forma sencilla y cómoda sin tener que irnos a ningún balneario. Es una técnica muy sencilla de emular en casa. Básicamente se trata de alternar el agua caliente con la fría, uno de los mas estimulantes retos para nuestro cuerpo.

Los efectos del agua caliente son relajantes y calmantes tanto sobre el organismo como sobre nuestra mente: piel tersa y músculos relajados después de un baño de 20 minutos en agua entre 37 y 38°C y adios al estrés.

Como hacer hidroterapia en casa 2
iStockphoto/Thinkstock

No debes aumentar mucho más el tiempo para evitar problemas como la bajada de tensión. Si la temperatura se aumenta a 40°C no debemos de excedernos de 15 minutos dentro del agua.

La alternancia con el agua fría es realmente beneficiosa. En todo caso, el agua fría no es relajante, sino estimulante. De tal forma que después de estar dos minutos bajo el agua fría (que esté a menos temperatura que el cuerpo), inferior a 34 o 36 grados, podemos apreciar una reactivación y aumento de nuestra energía general.

Colocar paños con agua fría de forma localizada también puede generar este efecto. O colocar los pies en recipientes de agua caliente alternando con agua fría.

Aprovecha tu bañera

También tienes la opción de colocar en tu casa, tu propio jacuzzi en donde podrás beneficiarte de los efectos de las burbujas y chorros de agua que reactivan la circulación de tu sangre.

Técnicas como frotarse con una toalla inmersa en agua fría después de un baño caliente o la inhalación de vapor de una olla mientras nos envolvemos la cabeza con una toalla, son técnicas de hidroterapia llevadas a casa.

Como hacer hidroterapia en casa 1
iStockphoto/Thinkstock

Como ves, es muy fácil sentirse mejor con estas sencillas técnicas. Hacer hidrioterapia en casa es un recurso para deshacerte de tensiones y mejorar tu salud y calidad de vida. Sólo falta que tomes clases de hidrogimnasia para terminar de entender lo tremendamente positiva que es el agua. 

¿Has hecho hidroterapia? ¿Notaste algunas de estas ventajas?