mujer

Realiza un mándala para la meditación

Realiza un mandala para la meditacion 1
julio echandia - RF - Thinkstock

Los mándalas, además de ser unos objetos muy hermosos, representan un medio terapéutico muy valioso para la salud, que ha sido empleado en la meditación y la revitalización desde hace siglos dentro de la cultura budista.

Y como ha sucedido con muchas de las costumbres orientales, la del mándala también se ha desperdigado por Occidente, donde cada día hay más personas que utilizan estos “círculos sagrados” en su vida diaria.

Teniendo en cuenta que el poder curativo de estos elementos comienza desde el momento en el que se los hace, hoy veremos algunas formas y consejos para preparar un mándala para la meditación.

El diseño del mándala

Como seguramente habrás visto alguna vez, el mándalase conforma por un gran circulo, a partir de cuyo centro, y a su alrededor, se realizan diseños simétricos que se entrecruzan o superponen, pero siempre conservando el equilibrio.

A la hora de realizar nuestro propio mándala, podemos optar por dibujarlo siguiendo estas normas, ya sea en papel o sobre una superficie como el piso, o directamente adquiriendo un diseño ya graficado, de los cuales puedes encontrar muchos en Internet. De todas formas, será mucho más beneficioso para ti que intentes trazar un círculo sagrado desde su principio, para así obtener el máximo de sus beneficios.

Realiza un mandala para la meditacion 3
Michael Levy - RF - Thinkstock

¿Cómo pintar un mándala?

Cuando hayas terminado el diseño, es el momento de pintar el mándala, una de las partes más divertidas de esta terapia y la más significativa a la hora de plasmar tus emociones y sentimientos.

Dependiendo de cómo y dónde hayas realizado el diseño, serán los elementos que utilices para pintar tu circulo, siendo aceptables desde lápices de colores, crayones, hasta pinturas al óleo para colorear el papel, mientras que si tu mándala se encuentra diseñado en el suelo, una excelente forma de darle vida es mediante arenas de colores, con las cuales podrás crear un mándala perfecto para practicar la terapia del desapego.

Pero sea cual sea el elemento que utilices para darle color, recuerda comenzar a pintar tu mándala siempre desde el centro hacia afuera, pudiendo diseñar en su círculo central un dibujo o símbolo que te sea significativo.

Realiza un mandala para la meditacion 4
Michael Levy - RF - Thinkstock

La selección de los colores

Aunque siempre debes tener en cuenta que la creación de un mándala es un proceso artístico y espiritual que no está sujeto a normas estrictas como a la elección del color, recuerda que cada pigmento posee su significado propio y con un determinado influjo sobre el organismo, por lo que puedes seleccionar los colores de tu mándala siguiendo los principios de la cromoterapia para obtener un beneficio extra de esta terapia alternativa de origen tibetano.

Cuando el mándala esté listo, y dependiendo también de dónde y de qué forma lo hayas realizado, puedes guardarlo como un elemento decorativo de tu casa y para practicar sesiones de meditación concentrándote en sus diseños y colores, o simplemente destruyéndolo y comenzando a realizar un nuevo mándala.