mujer

Consecuencias de los ejercicios mal hechos

Consecuencias de los ejercicios mal hechos 1
Stefano Lunardi - RF - Thinkstock

Cuando nos embarcamos en un proyecto de ejercicio físico, no siempre queremos hacerlo bajo la tutela de un personal trainer o dentro de los márgenes de un gimnasio. A muchos de nosotros nos gusta más estar al aire libre, crear nuestras propias rutinas, bajo nuestros tiempos, en soledad o con la compañía que queremos. Y también, sin estar obligados a pagar ninguna cuota mensual.

Esta decisión es perfectamente llevadera y válida. Pero cuando decidimos hacer las cosas por nosotros mismos, lo primero que tenemos que hacer es informarnos. Porque hacer ejercicios de manera incorrecta, lejos de ser saludables, son perjudiciales para nuestro físico. Y te vamos a explicar algunas de las consecuencias de los ejercicios mal hechos.

El error más común: la mala postura

Frecuentemente, decidimos la rutina de ejercicios que vamos a llevar a cabo sobre la base de las partes de nuestro cuerpo que más nos molestan. Entonces, si tenemos un problema con nuestras piernas, buscaremos hacer trabajar las piernas, o la cintura, los brazos, o cualquier otra parte del cuerpo localizada. Y creemos que es muy sencillo hacer trabajar los músculos. Pero caemos en un grave error: no todo trabajo es trabajo sano.

Consecuencias de los ejercicios mal hechos 2
Stefano Lunardi - RF - Thinkstock

La postura es algo fundamental a la hora de hacer cualquier cosa, no únicamente ejercitarse. La importancia de la postura es vital y adoptar una postura incorrecta podría traer consecuencias para nuestro organismo, como exceso de fatiga, mayor estrés, problemas respiratorios, dolores de cabeza, etc. Así que a la hora de ejercitarse, como en la vida diaria, es importante tener en cuenta la postura correcta de cada ejercicio, porque si lo hacemos de modo incorrecto nos estamos haciendo daño.

Ejercicios incorrectos

No solamente de postura se trata, sino también, del movimiento. A la hora de hacer ejercicio tenemos que tener en cuenta también el movimiento que debemos hacer y cómo hacerlo de modo correcto. Si no nos informamos al respecto, podemos dañar nuestro cuerpo además de estar haciendo un trabajo completamente inútil. Efectivamente, las consecuencias de los ejercicios mal hechos pueden ser devastadoras.

Frecuentemente ocurre que hacemos una serie de ejercicios con el objeto de trabajar cierta parte del cuerpo. Pero si lo hacemos mal probablamente ni siquiera estemos ejercitando el músculo o grupo de músculos que deseamos. Para empezar, podemos dañar nuestros tejidos como consecuencia de un excesivo estrés o fuerza sobre un tendón que no lo resiste. Esto nos puede traer roturas deligamento, desgarros y otras lesiones y dolencias graves.

Consecuencias de los ejercicios mal hechos 3
Barry Austin - RF - Thinkstock

Pero muchas veces las consecuencias no se dejan ver sino hasta dentro de un período de tiempo en que repetimos ejercicios incorrectos. En estos casos, podemos sentir grandes dolores a la hora de ejercitar y después del ejercicio. Debemos aprender a identificar el dolor del ejercicio del dolor del ejercicio mal hecho. Podemos experimentar mucha fatiga y también dolores en zonas que no estábamos intentando ejercitar.

¿Qué debemos hacer ante estos síntomas?

Lo primero que debemos hacer es frenar el ejercicio tal y como lo estamos llevando a cabo. Debemos tomarnos un tiempo para informarnos muy bien respecto de qué es lo que vamos a hacer y cuál es el plan a seguir.

No necesariamente tenemos que ir a un gimnasio o contratar a un personal trainer. Hay mucha información disponible y nuestro criterio nos indicará qué camino seguir. Por supuesto que es ideal consultar con un profesional, incluso con un médico, para poder saber bien qué estamos haciendo y hacerlo bien.

Consecuencias de los ejercicios mal hechos 4
diego cervo - RF - Thinkstock

De este modo, podremos cumplir nuestros objetivos y además sentirnos bien, entrenar sin lesiones, sin dolores excesivos, sin mayor fatiga ni cansancio, con energía y con alegría, pues para eso es que comenzamos a ejercitarnos en un primer momento. Así, los resultados saltarán a la vista en poco tiempo y la diferencia tambien.