mujer

Cómo hacer aceite casero para masajes linfáticos

como hacer tu aceite casero para masajes linfaticos 5
Pixland/Thinkstock

La linfa es una sustancia orgánica compuesta por linfocitos, sales, agua, proteínas, urea y fribrinógenos. La misma se desplaza a través de los ganglios linfáticos y se ocupa de devolver a la sangre los contenidos proteicos, y de expulsar toxinas y residuos a través de determinados puntos del cuerpo, conocidos como nodos, que se ubican en zonas como las axilas, la ingle, el cuello y los senos.

Los masajes linfáticos

Mediante una sesión de masajes linfáticos, además de proporcionar un momento de relax y mucho placer, lo que en realidad se está haciendo es ayudar al sistema linfático a depurar el organismo de toxinas y a optimizar los nutrientes de la sangre. Mediante los suaves movimientos que caracterizan a esta técnica, se permite que el flujo de la linfa funcione mejor, orientándola hacia sus puntos de drenaje, los nodos.

Como preparar el aceite de masajes linfático

Con este aceite casero para masajes podrás disfrutar de una sesión de masajes linfáticos más agradable y mucho más provechosa, permitiendo limpiar la sangre, prevenir o reducir la celulitis, desinflamar el cuerpo, curar el acné y acelerar la cicatrización, además de ser beneficioso para casos de síndrome premenstrual y para la retención de líquidos durante el embarazo.

Para preparar unos 50 gramos de aceite para masajes linfáticos necesitas las siguientes cantidades de ingredientes. Si deseas una mayor cantidad de aceite, solo tienes que aumentar las proporciones.

como hacer tu aceite casero para masajes linfaticos 01
iStockphoto/Thinkstock

Ingredientes para aceite de masajes linfático

  • 50 gramos de aceite de coco
  • 5 gotas de aceite esencial de limón
  • 3 gotas de aceite esencial de romero
  • 8 gotas de aceite esencial de pomelo
  • 4 gotas de aceite esencial de milenrama

Para preparar este aceite de masajes solo debes mezclar todos los aceites esenciales en un frasco y dejarlos que actúen durante un par de días. Cuando haya pasado ese tiempo, añade el aceite de coco, o una mezcla de aceite de sésamo y linaza en su defecto, agítalo un poco y deja reposar.

como hacer tu aceite casero para masajes linfaticos
iStockphoto/Thinkstock

Cuando el aceite esté listo, podrás aplicarlo directamente sobre el cuerpo, y proceder con el masaje como se hace habitualmente.

Yo mismo me sorprendo con estas recetas naturales tan sencillas, pero tan eficaces a la vez. Sin duda la naturaleza contiene la solución para todos los problemas de la salud, aunque muchos quedan aún por descubrir.

Prepara entonces este aceite para masajes linfáticos, y sorprende a tu masajista cuando vayas la próxima sesión.