La cafeína y su influencia sobre las personalidades retraídas

104456233
iStockphoto/Thinkstock

La cafeína es uno de los estimulantes más utilizados en todo el mundo debido a la facilidad de su consumo, pues tanto se encuentra en diversas bebidas alcohólicas y refrescos, como en chocolates, té, café y una multiplicidad de medicamentos.

Si bien es conocida su propiedad tonificante y energizante, también la cafeína podría acentuar rasgos sensibles de la personalidad, provocando mayores estados de timidez, ansiedad o irritabilidad. Por consiguiente, es adecuado conocer la influencia que este nutriente podría tener en las personas desde que se encuentran en el útero hasta la edad adulta. 

Exposición prenatal

Es muy común que las mujeres gestantes eviten el consumo de cafeína durante este periodo y por buenos motivos, pues en caso contrario se podría estar provocando estrés en el bebé, además de causar efectos a largo plazo que se reflejarían en un conjunto de rasgos como el miedo, retraimiento, ansiedad o timidez en la personalidad del niño.

Si bien los profesionales no poseen certeza sobre este punto, se estima que estos efectos negativos de la cafeína sobre el niño gestante pueden deberse a la interferencia que se produce en el desarrollo neuronal y de la liberación de neurotransmisores.

80465591
Design Pics/Thinkstock

Sensibilidad

Estos rasgos de sensibilidad, que podrían decantarse tanto en actitudes retraídas, de timidez o inhibición, como también en casos de irritación y fácil enfurecimiento, se estima se encuentran en más del 20% de las personas, quienes al recibir determinados estímulos responden con diversas formas de comportamiento. Uno de estos estimulantes es la cafeína, que podría desencadenar y asentar estos rasgos en las personas sensibles.

Rasgo de intensidad

La cafeína puede llegar incluso a intensificar los rasgos sensibles de las personas, pudiendo provocar mayores estados de retraimiento en individuos naturalmente tímidos como situaciones de enfurecimiento en personas irritables.

Para ello, según la revista española de psicología, bastaría la ingesta de 2 tazas de café al día, por ello es muy importante identificar si alguno de estos rasgos sensibles integran nuestra personalidad para, de ser así, evitar o reducir al máximo el consumo de alimentos con cafeína.

La atención y la reacción

104671434
iStockphoto/Thinkstock

La cafeína también podría tener efectos “positivos”, como un aumento de la concentración y un efecto estimulante para todo el organismo, por eso la cafeína es consumida gustosamente por personas tímidas o introvertidas.

Si se consideran varias investigaciones norteamericanas, el consumo de unos 7 miligramos de cafeína diarios constituye un buen estimulante para mejorar el rendimiento sin conllevar mayores complicaciones.

La última palabra la tendrá un profesional de la medicina, quien recomendará si el consumo de cafeína es lo más recomendado para su personalidad o estado de ánimo. De todas formas, un buen consejo es regirnos siempre por la moderación.