¿Por qué es importante dormir bien?

[[{"fid":"1261497","view_mode":"default", "type":"media","link_text":null,"attributes":{"class":"media-element file-default"}}]] Si bien es cierto que actualmente no se duerme la misma cantidad de horas que hace unos años y cada vez el tiempo para descansar es menor, esto no quiere decir que deje de ser importante dormir bien. La falta de sueño puede causar graves problemas no solo sociales sino de salud mental y física.

Dormir bien

Una investigación realizada para saber cuál era la relación entre la salud cardiovascular y el sueño revela que la falta de sueño afecta el juicio, la capacidad de retener información, así como también puede aumentar el riesgo de accidentes graves y lesiones.

Según el doctor Rahul Shetty, un médico que trabaja en dicha investigación, la falta de sueño así mismo altera el sistema inmunológico. Esto hace que haya mayores probabilidades de sufrir infecciones del tracto respiratorio así como otras enfermedades propias de problemas en el sistema inmunológico.

La investigación también revela que la falta de sueño provoca aumento de peso, así como la alteración de los niveles hormonales que afectan al apetito. Otra de las consecuencias se relacionan con la diabetes, la hipertensión arterial, el ritmo cardíaco, los accidente cerebrovasculares, el estrés y la depresión.

Recomendaciones para dormir mejor

Hay quienes aseguran que cualquier actividad que se hace durante 21 días seguidos se convierte en un hábito rutinario en nuestra mente, razón por la cual uno de los consejos que debes tener en cuenta para dormir mejor es acostarse todos los días a la misma hora y dormir siempre la misma cantidad de tiempo. La mente se relajará y el cuerpo se acostumbrará a descansar.

Otra recomendación es no acostarse a dormir sino hasta tres horas después de haber comido, para que el cuerpo haga la digestión suficiente y con la calma que requiere, con el fin de no sufrir malestares estomacales que no permitan conciliar plenamente el sueño.

Rituales para dormir

Siempre hay tiempo para todo, por eso ver una película tranquila, escuchar música suave o tomar un buen baño de agua caliente son algunas de las actividades que sirven para relajar el cuerpo y la mente y por supuesto para conciliar el sueño más tranquilamente.

Recuerda: los problemas no deben ir a la cama y si hay una manera de resolverlos seguramente la vas a encontrar antes si tu mente y tu cuerpo descansan bien, de lo contrario lo que lograrás será tener mayores inconvenientes.