mujer

Las infecciones urinarias y los frutos secos

Estas molestas, y en ocasiones peligrosas, infecciones se producen en la vejiga debido a la presencia de bacterias que no dejan de multiplicarse, con el riesgo de afectar incluso a los riñones.

Las causas de este problema pueden ser varias, pero una muy destacada es la generación de cálculos renales debido a la acumulación de cristales de oxalato de calcio, unos residuos dejados principalmente por las almendras y otros frutos secos, por lo que estos deberían evitarse para prevenir las infecciones urinarias o cuando se padece una.

Infección del tracto urinario

Las infecciones de la vejiga, también conocidas como cistitis, suelen presentarte mayoritariamente en mujeres. En estos cuadros, las bacterias ingresan al organismo por medio del acto sexual o por la contaminación de las heces, resultando de ellos infecciones urinarias o renales.

Cuando estas patologías tienen lugar, se debe prestar mucha atención a los síntomas, pues al no ser estos muy claros, la infección podría pasar inadvertida por parte de la persona. Orina turbia o más oscura de lo normal, ardor al orinar, calambres abdominales u orina con sangre son alguno de los síntomas que podrían presentarse durante una infección en la vejiga.

Además de mantener una vida sexual responsable y llevando las precauciones debidas, una buena forma de reducir el riesgo de contraer una infección urinaria es la consumición de buenas cantidades de agua (unos 8 vasos al día) y orinar a menudo, siendo, además, el jugo de arándano un destacado complemento para combatir la presencia bacterial en la vejiga.

152227247
iStockphoto/thinkstock

Cálculos renales

Una vez que nuestro organismo utiliza los nutrientes de los alimentos para sus diversos procesos metabólicos, se generan residuos que hay que desechar, transportándose hacia los riñones e intestinos para su evacuación.

En el caso de los riñones, cuyo proceso de limpieza del organismo culmina generando la orina, pueden verse afectados por la acumulación de algunos desechos que se cristalizan y terminan formando los cálculos renales.

Usualmente se trata de los residuos dejados por verduras, frutas y frutos secos, como los cristales de oxalato de calcio, provocando infecciones urinarias crónicas que solo se remediarán con el suministro de antibióticos.

Almendras y frutos secos

Si bien las almendras son un alimento muy beneficioso contra el colesterol y los problemas cardiacos, en casos de infecciones urinarias tanto estas como otros frutos secos deberían restringirse totalmente, pues son los principales contenedores de oxalato de calcio, el cristal mas propenso para generar cálculos renales.

111819928
iStockphoto/thinkstock

Manteniendo una dieta saludable, con bajos niveles de oxalato de calcio y bebiendo mucho líquido, se podrá reducir considerablemente el riesgo de una infección urinaria causada por cálculos renales. Mientras que si llegas a notar alguno de los síntomas que te mencionamos, será mejor que consultes a tu médico lo más rápido posible para evitar que la infección pueda propagarse y llegar incluso hasta los riñones.