La anemia y el hierro

La anemia ocurre cuando hay un déficit de glóbulos rojos en la sangre, siendo posible la identificación de la anemia a través de un conteo sanguíneo completo. Debido a que los glóbulos rojos cumplen la función de distribuir el oxigeno por todo el organismo, el descenso de sus niveles en la sangre implicaría el mal funcionamiento del cuerpo y la constante sensación de fatiga y falta de energía, lo cual constituyen los principales síntomas de la anemia, que se produce por la deficiencia de hierro principalmente.

La anemia en las mujeres

Especialmente vulnerables a esta enfermedad son aquellas mujeres que poseen periodos menstruales largos y abundantes. Esto se debe a que el organismo es incapaz de sustituir de inmediato la sangre perdida, siendo esencial para este proceso la presencia de hierro, un mineral que se aconseja que se consuma en una cantidad de entre 18 y 20 mg diarios.

También las mujeres embarazadas son propensas a padecer anemia, debido al esfuerzo de oxigenar tanto su cuerpo como el del bebé.

Si bien existen complementos con hierro, la mejor y más natural forma de adquirirlos es a través de la alimentación, destacándose los mariscos, huevos, carnes rojas, vegetales verdes y frijoles.

Cantidades y fuentes de hierro

Aquí te dejamos algunos alimentos ricos en hierro y la cantidad diaria que deberías consumir por día para mantener tus óptimos niveles de mineral, y así prevenir la anemia.

  • Camarones – 99 g
  • Ostras – 99 g
  • Almejas – 85 g
  • Carne de res – 85 g
  • Hígado – 85 g
  • Lentejas – una taza de lentejas cocidas
  • Espinaca – una taza de espinaca cocida
  • Guisantes – una taza de guisantes crudos
  • Huevos – un huevo al día
  • Ciruelas – 10 ciruelas
  • Pasas de uva – una taza de pasas

Factores que ayudan a la ingesta de hierro

121291171
iStockphoto/Thinkstock
  • El uso de ollas de hierro para cocinar permite que se añadan a los alimentos pequeñas cantidades de mineral.
  • Un nivel de vitamina C adecuado ayuda a la absorción de hierro, por lo que seria bueno que su ingesta diaria de esta vitamina no baje de los 250 mg.
  • Los suplementos de hierro disponibles en el mercado son otra opción si tus niveles de hierro siguen siendo inadecuados, pero antes de consumir cualquiera de estos productos, como el sulfato ferroso, consulta a tu médico para que te dé las mejores recomendaciones.

Ya sea a través de una alimentación saludable o mediante un suplemento alimenticio, consumir una cantidad adecuada de hierro al día es imprescindible para conservar un buen estado de salud, y prevenir o tratar la anemia.