mujer

La presión arterial: ¿cómo regularla en casa?

Muchas veces se le llama a la hipertensión el ‘asesino silencioso’ y esto es porque está asociada con muchas enfermedades mortales como el infarto o los fallos renales sin que se hayan identificado claramente los síntomas. Un número excesivo de personas en el mundo tiene problemas de presión arterial. He ahí la razón por la cuál es tan importante aprender a regularla en casa.

Causas de la hipertensión

Aunque no se pueden señalar causas directas que provoquen la subida de presión arterial, sí se reconocen factores de riesgo que pueden conducir a ella:

  • Consumo elevado de sal (más de 6 gr diarios).
  • Exceso de bebidas alcohólicas (más de 2 copas diarias).
  • Ingestión excesiva y sistemática de cafeína.
  • Obesidad, ya que el corazón debe bombear más sangre para los tejidos excesivos.
  • Vida sedentaria sin hacer ejercicios de ningún tipo (caminar, correr, escalar, nadar, pedalear).
  • Factores hereditarios de predisposición al trastorno.

Remedios caseros para regular la presión arterial

Apio

90269124
Photos.com/thinkstock

Los estudios han demostrado que el apio ayuda a reducir la presión sanguínea. Ciertos compuestos del aceite de apio relajan y dilatan los músculos de las arterias que regulan la presión. Basta tomar como merienda cada día unos tallitos de este vegetal.

Ajo

91253990
iStockphoto/thinkstock

También se ha probado que el ajo reduce la presión arterial. Al parecer tomar uno o dos dientes de ajos al día, crudos o cocinados, tiene efectos beneficiosos para el organismo. Sumado a ello, reduce los niveles decolesterol. Por tanto, un consumo diario de ajo es altamente positivo para prevenir cualquier enfermedad cardíaca.

Potasio

104511416
iStockphoto/thinkstock

Una de las mejores maneras de regular la presión sanguínea es consumiendo sistemáticamente productos ricos en potasio. Las mejores fuentes de este nutriente son el plátano, la naranja, la espinaca y el calabacín.

Aceite de semillas negras de comino

94365318
iStockphoto/thinkstock

El aceite de semillas negras de comino contiene compuestos activos que reducen el nivel del colesterol y controlan la hipertensión. Así pues, para bajar el exceso de presión sanguínea se debe tomar una cucharada diaria de dicho aceite. Para suavizar su sabor, tómala con jugo o té.

Ginkgo biloba

152142533
iStockphoto/thinkstock

Elginkgo biloba es una hierba que dilata las venas facilitando la circulación sanguínea. Por esa razón, a las personas hipertensas se les recomienda tomar cada día 120 mg de extracto de esta planta antes de cualquier comida.

La hipertensión es un trastorno serio que puede causar severos daños al organismo y conducir a enfermedades mortales. Aprende a regular tu presión arterial utilizando diariamente los remedios caseros que te hemos sugerido. Verás que, sin riesgo colateral alguno, mantienes estable la salud de tu cuerpo.