mujer

3 mitos sobre los ejercicios musculares

154027784
iStockphoto/Thinkstock

Hacer ejercicio es algo fundamental para mantenerse en forma pero nunca una tarea fácil, sobre todo cuando se trata de los ejercicios musculares, que requieren una rutina de esfuerzo y dedicación. Pero la cuestión se torna aún más compleja cuando no se sabe realmente lo que se está haciendo y existen muchos mitos sobre este tipo de ejercicios que puedes estar dando por ciertos.

Es que dentro del gimnasio uno escucha muchas cosas, pero la gran mayoría de las veces éstas no son ciertas. Aquí mismo en los 10 mitos más frecuentes en torno al fitness además de varios otros mitos sobre los ejercicios.

Hoy vamos a continuar conociendo éstas falsedades con estos 3 mitos sobre los ejercicios musculares, 3 de los más grandes que quizás te enseñen qué cosas tienes que dejar de hacer o en qué cosas tienes que dejar de creer dentro del gimnasio.

Mitos acerca de los ejercicios musculares

Cuanto más peso levantas, más fuertes vuelves tus músculos

77276940
Polka Dot Images/Polka Dot/Thinkstock

Esto es algo que suele escucharse en el gimnasio. Sin embargo, se trata simplemente de un mito. Muchas personas creen que al levantar más peso están haciendo crecer más los músculos pero en realidad el tamaño de los músculos está relacionado a los genes del cuerpo y a la fuerza de las rutinas que se llevan a cabo, no a la cantidad de peso que se levanta.

Lo que sí es verdad es que esto ahorra tiempo. Levantar mucho peso en poco tiempo y poco peso en mucho tiempo tiene exactamente los mismos resultados. Levantar poco peso en rutinas más largas y que se repiten más es de todos modos mucho más seguro para los músculos.

El dolor muscular es producto de la acumulación de ácido láctico

Muchas cosas erróneas suelen decirse sobre el llamado ácido láctico, sobre todo que éste se acumula en los músculos, que los quema y que los daña. Lo cierto es que el dolor muscular post-esfuerzo de aparición tardía (DMAT) comúnmente llamadas “agujetas” es el dolor que se siente en los músculos después de hacer ejercicios intensos tras un largo período sin hacerlo.

Existen diferentes teorías para explicar el verdadero origen de este dolor, pero, de hecho, los DMAT son un síntoma de micro desgarros que ocurren en los músculos cuando se están entrenando. El verdadero causante del ardor en la fibra muscular es la presencia de lactato y no de ácido láctico.

Superar ese molesto ardor en los músculos -similares a pequeñas agujas clavándose en ellos- ayuda a incrementar la fuerza y la resistencia para próximas veces. Cuando aparece el ácido láctico lo hace beneficiando al cuerpo y como un combustible que el cuerpo necesita.

Si dejas de entrenar los músculos se convierten en grasa

Esto es en realidad muy sencillo: los tejidos musculares y la grasa son tejidos totalmente diferentes. Un músculo jamás se va a convertir en grasa. Puede ocurrir que se deje de hacer ejercicio y, en consecuencia, se aumente de peso: en este caso, aumenta la grasa, pero por separado de los músculos.

Lo que sí es cierto es que mientras se está trabajando en el desarrollo y construcción de los músculos mediante ejercicios, la grasa de allí es eliminada, por lo que el metabolismo del cuerpo será más bajo.

Éstos son algunos de los mitos más comunes en los ejercicios musculares. ¿Alguna vez los habías escuchado? ¿Creíste que eran ciertos?