mujer

Fuentes de vitamina D

Fuentes%20de%20vitamina%20D%200%20
Elena Schweitzer - RF - Thinkstock

La vitamina D es fundamental para el correcto desarrollo de los huesos y ayuda a luchar contra distintas enfermedades en la salud ósea. Por otro lado, investigaciones recientes sugieren que la vitamina D ayuda a prevenir resfriados y problemas relacionados a la depresión.

Pero, ¿qué alimentos tienen vitamina D? Si no sabes la respuesta estás en el lugar indicado, porque hoy en fuentes de vitamina D.

Luz solar

[[{"fid":"1125255","view_mode":"preview", "type":"media","link_text":null,"attributes":{"class":"media-element file-default"}}]]La luz solar es una fuente de vitamina D que provee varias cantidades de ésta de manera fácil y gratis. Sin embargo, debes tener en cuenta lo peligroso que puede ser una larga e inadecuada exposición a los rayos del sol. Siempre utiliza protector solar y evita la exposición entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde.

Pescado

[[{"fid":"1125256","view_mode":"preview", "type":"media","link_text":null,"attributes":{"class":"media-element file-default"}}]]El pescado, y en especial algunas especies con altos contenidos grasos, como el salmón rojo son grandes fuentes de vitamina D. Por otro lado, al alimentarte con varios pescados de altos contenido graso como trucha, caballa, atún y anguila puedes también obtener una cuota extra saludable teniendo en cuenta sus contenidos de omega-3.

Hongos

[[{"fid":"1125257","view_mode":"preview", "type":"media","link_text":null,"attributes":{"class":"media-element file-default"}}]]Determinadas especies de hongos (no todas) como los hongos de Portobello de Dole o los champiñones también brindan altos contenidos de vitamina D. Son deliciosos y pueden utilizarse en todo tipo de platos por lo que son un ingrediente fantástico para vegetarianos. Estos hongos generan vitamina D tras la exposición a los rayos del sol.

Leche fortificada

[[{"fid":"1125258","view_mode":"preview", "type":"media","link_text":null,"attributes":{"class":"media-element file-default"}}]]Existen muchas marcas de leche fortificada con vitamina D que puedes conseguir con facilidad en cualquier mercado. De por sí la leche es un fortificador de los huesos natural pero es aún mejor si viene fortificado con un contenido extra de vitamina D. Así que la próxima vez que vayas al mercado por un poco de leche ya sabes cómo elegir.

Jugo de naranja fortificado

[[{"fid":"1125259","view_mode":"preview", "type":"media","link_text":null,"attributes":{"class":"media-element file-default"}}]]Al igual que como acabamos de ver con la leche fortificada, en muchos mercados puedes conseguir jugo de naranja fortificado. Se trata de otro cóctel de vitaminas ya que naturalmente el jugo de naranja trae muchas vitaminas, sobre todo vitamina C.

Yema de huevo

[[{"fid":"1125260","view_mode":"preview", "type":"media","link_text":null,"attributes":{"class":"media-element file-default"}}]]La yema de huevo es para la gran mayoría de las personas la parte más deliciosa. Y, además, la yema trae altos contenidos de vitamina D. Las puedes usar en absolutamente todas tus comidas, en huevos revueltos en el desayuno, en la comida del almuerzo, a la tarde en un batido, en la cena e incluso en postres.

Hígado vacuno

Fuentes%20de%20vitamina%20D%207
Roksana Bashyrova - RF - Thinkstock

¿Qué otras fuentes de vitamina D conóces tú?