mujer

El poder del pensamiento: ¿Qué te dices a ti mismo?

146767880
iStockphoto/Thinkstock

Pensamos, pensamos y seguimos pensando todo el tiempo, por lo que nuestros pensamientos tienen mucho que ver con lo que sentimos y creemos. Muchos de nuestros pensamientos vienen de lo que nos han dicho nuestros padres y familiares desde pequeños, lo que influye en gran medida en nuestra autoestima, pero en nosotros está el tomar el control de lo que nos decimos a cada minuto y utilizarlo a nuestro favor.

Por eso en VivirSalud te planteamos la pregunta ¿qué te dices a ti mismo? y te contaremos qué puedes hacer para utilizar tus pensamientos para sentirte mejor y llevar una vida más plena.

El poder del pensamiento

Lo que pensamos influye fuertemente en lo que sentimos, ya que nos repetimos constantemente afirmaciones que al final nos terminamos creyendo. Todos hemos experimentado en algún momento lo que ocurre cuando hacemos algo confiados en que saldrá bien, en contraposición con lo que se produce cuando vamos con la mentalidad de que no lo vamos a poder hacer. Este es sólo un ejemplo de lo que pasa en la vida diaria.

Es esto en lo que se centran los sicólogos al ayudarnos a cambiar nuestra forma de pensar para que podamos vivir mejor y erradicar o controlar muchos de nuestros problemas.

57308235
George Doyle/Stockbyte/Thinkstock

Afirmaciones negativas

Si te fijas en lo que estás pensando y te preocupas de retirarte un poquito de ti mismo, podrás ver qué te estás diciendo a ti mismo. Podrás encontrarte con que de repente te estás diciendo cosas dañinas, que no le dirías a personas que amas. Si te permites hacerte daño a ti mismo, seguramente inconscientemente, puedes cambiar eso para poder lograr desarrollar tu máximo potencial en todos los aspectos. Así como trabajamos para ser mejor académicamente, podemos ser mejores en cuanto a nuestras emociones y desarrollar la inteligencia emocional en todos sus aspectos.

Veamos algunos ejemplos de afirmaciones negativas que nos repetimos a menudo:

  • Soy fea/feo, soy tonta/tonto, no me merezco algo bueno.
  • No lo voy a poder lograr, soy malo para esto, no puedo hacerlo por mí mismo.
  • Dependo de otros para ser feliz, si no me aman no valgo, o si no hago algo no valgo nada.
  • El permitirse mantener rencores o revivir constantemente un evento traumático también nos daña, así como la negatividad, la rabia y el pensar que no seremos capaces de hacer algo con nuestra vida.

¿Cuáles son las consecuencias de los pensamientos negativos?

Si nos mantenemos pensando negativamente caeremos en un estado de tristeza y desesperanza, tendremos una visión negativa de la vida (donde te sentirás una víctima), serás pesimista (no verás que puedes tener éxito), te tendrás autocompasión y podrás caer en un estado de depresión donde pensarás que dependes de las circunstancias y de las personas de tu alrededor, sin poder ver que tú mismo puedes hacer muchas cosas para cambiar tu vida hacia donde quieras hacerlo.

¿Qué me tengo que decir?

Depende de cada uno, de sus objetivos de vida, lo que quieras decirte y quieras hacer, pero para todos es bueno que podamos tener una actitud positiva, que nos queramos a nosotros mismos y a los demás, que nos sintamos bien como somos (o que hagamos cosas para ser como queramos, llegando a estar sanos física y sicológicamente), que nos sintamos equilibrados emocionalmente, entusiastas y con ganas de hacer cosas, sin ansiedad y contar con las herramientas para enfrentar las situaciones que vengan.

161146332
Wavebreak Media/Thinkstock

Trabaja para ti

Tenemos que tomar responsabilidad de nosotros mismos. De nosotros depende lo que podamos hacer y cómo enfrentemos las situaciones, el poder trabajar emocionalmente para poder correr riesgos y crecer, no quedarnos en el pasado, hacer valer tus derechos y poder vivir plenamente.

Afirmaciones positivas

Puedes decirte a ti mismo frases como:

  • Yo puedo, soy capaz, soy inteligente, muchas personas me quieren, me gusta como soy (o estoy haciendo cosas para mejorar los aspectos que no me gustan).
  • Puedo manejar las situaciones, me va a ir bien, puedo hacer lo que me propongo.

Si te planteas pequeñas metas cada día y te esfuerzas por hacer cosas para vivir mejor verás cómo te vas sintiendo bien y las cosas van saliendo como quieres.

161737938
iStockphoto/Thinkstock

Si te interesa este tema, también puedes leer este artículo, donde te contamos cómo mejorar tu inteligencia emocional. Tampoco te pierdas los 5 secretos para ser feliz.

¡Ánimo!