¿Para qué sirve la glucosa?

Todos hemos oído hablar alguna vez de la glucosa, que la ingerimos en los alimentos y forma parte importante de procesos de nuestro organismo, pero que cuando se acumula en nuestra sangre nos produce problemas, como lo que ocurre en la diabetes. ¿Sabes realmente qué es la glucosa? ¿Sabes cuál es su función? ¿Sabes en qué procesos se utiliza y cómo se puede obtener?. Para que tengas claras las respuestas a esas preguntas, en VivirSaludte contamos para qué sirve la glucosa.

¿Qué es la glucosa?

Siempre escuchamos esta palabra y la asociamos a distintas situaciones y funciones de nuestro organismo, pero definirla puede ser más difícil. En un artículo anterior de VivirSalud te comentamos qué es la glucosa (también llamada dextrosa), donde dijimos que es un carbohidrato (un tipo de nutriente) que se obtiene de los alimentos y que lo utilizamos principalmente para producir energía.

¿Para qué sirve la glucosa?

Como decíamos, la principal función de la glucosaen nuestro organismo es producir energía, que utilizan las células para llevar a cabo todos los procesos que ocurren en nuestro cuerpo, como la digestión, la reparación de los tejidos, la multiplicación de nuestras células, etc. Cuando consumimos un exceso de glucosa ella se guarda en nuestro hígado como glucógeno, el que constituye una reserva de glucosa para nuestros procesos biológicos.

87825524
Jupiterimages/Photos.com/Thinkstock

¿Dónde se ocupa la glucosa?

La glucosa se utiliza en todos los procesos de nuestro organismo, pero podemos destacar dos, que la usan constantemente.

  • Músculos: nuestro cuerpo se está moviendo y realizando procesos constantemente que requieren energía, como nuestros músculos y nuestro corazón, que también es un músculo que trabaja sin parar.
  • Sistema nervioso: nuestro cerebro está consumiendo frecuentemente energía, utilizando solamente la glucosa como fuente, por lo que requerimos la ingesta constante de ella a través de los alimentos.

¿Cómo obtenemos glucosa?

El proceso de obtención de glucosa se inicia cuando comemos un alimento, por ejemplo, una fruta, que contiene muchos nutrientes, entre ellos carbohidratos como la glucosa. En nuestro estómago los ácidos grasos descomponen la fruta y de ella se absorben los nutrientes, que son transportados por nuestro organismo en nuestra sangre. Ahí el hígado es el encargado de tomar la glucosa y convertirla en energía con el proceso conocido como la respiración celular, donde a través de unos procesos químicos se obtiene la energía necesaria para nuestro organismo, que es como el combustible que nos permite vivir.

En este proceso la hormona insulina tiene una labor fundamental, ya que ella permite la entrada de la glucosa a las células. Cuando se altera este mecanismo, como en la diabetes, la glucosa no ingresa correctamente a nuestras células y se producen grandes problemas en distintos niveles de nuestro organismo.

Entonces, aliméntate

Ya que sabemos qué es la glucosa y su importancia en nuestro cuerpo, tenemos que tomar conciencia de que así como cargamos nuestro automóvil con combustible para que nos pueda transportar, necesitamos ingerir alimentos que nos aporten la energía necesaria para todos los procesos que ocurren en nuestro organismo, y que no dañen otras funciones, por lo que el alimentarnos sanamente siempre será fundamental, así como el que llevemos un estilo de vida saludable.

Sigue con alimentos que nos aportan energía.