5 causas del envejecimiento prematuro

5%20causas%20del%20envejecimiento%20prematuro
OSTILL - RF - Thinkstock

Todos conocemos al menos una persona que aparenta tener muchos menos años de edad que los que realmente tiene. ¡¿Cómo hace?! Nos preguntamos todos. Y la respuesta es tan sencilla que no debería sorprendernos; seguramente esa persona siga un estilo de vida saludable.

Sí, claro, capaz se ayuda con productos de belleza y hasta alguna que otra cirugía estética, pero lo que de verdad nos hace ver y sobre todo sentir jóvenes y enérgicos es la calidad de vida que tenemos. Hay algunos hábitos poco saludables que, en contrapartida, pueden acelerar el envejecimiento. Ahí tenemos el caso opuesto; quizás también conozcas a alguien que aparenta tener muchos más años de los que realmente tiene por culpa de estos malos hábitos que te enumeramos a continuación.

Infelicidad

[[{"fid":"1124117","view_mode":"preview", "type":"media","link_text":null,"attributes":{"class":"media-element file-default"}}]]¡Si será importante nuestra salud emocional que repercute tanto en nuestra apariencia! Cuando una persona no se siente satisfecha con su vida, está de mal humor y no sonríe con frecuencia aparentará tener mucha más edad por fuera y también por dentro. Está comprobado que ser personas alegres, optimistas y felices mejora notoriamente nuestra calidad de vida y previene el envejecimiento prematuro; rodéate de tus seres queridos, búscate un trabajo que te agrade, lucha por tus sueños y haz todo aquello que te haga sentir bien.

Estrés

[[{"fid":"1261172","view_mode":"preview", "type":"media","link_text":null,"attributes":{"class":"media-element file-default"}}]]El estŕes, el mal del siglo XXI, es uno de los principales enemigos de la buena salud. Entre sus efectos dañinos se encuentra la aparición temprana de arrugas y signos de envejecimiento, caída del cabello, etc. Para vivir más y mejor, trata de combatir el estrés y la ansiedad, no te preocupes por hechos que no lo merecen, y comienza a practicar ejercicios de relajación.

Falta de ejercicio

[[{"fid":"1124118","view_mode":"preview", "type":"media","link_text":null,"attributes":{"class":"media-element file-default"}}]]El ejercicio físico aporta notables beneficios para la salud. Ayuda a prevenir la obesidad, mejora la circulación sanguínea y la capacidad respiratoria, aumenta la producción de energía del organismo, y mejora el aspecto de la piel, entre muchos otros beneficios. Hacer un poco de ejercicio todos los días es importante para verse y sentirse sano y joven.

Una mala alimentación

[[{"fid":"1124119","view_mode":"preview", "type":"media","link_text":null,"attributes":{"class":"media-element file-default"}}]]Una “alimentación chatarra”, poco saludable y que no le aporta a nuestro organismo los nutrientes que necesita tiene pésimas consecuencias para nuestra salud y apariencia. ¿Acaso no te suena la frase que dice que somos lo que comemos? Una alimentación saludable, rica en frutas, vegetales, carnes magras y granos enteros, y beber mucha agua, ayuda a mantener la piel y el cabello en excelentes condiciones.

Poco descanso

[[{"fid":"1124120","view_mode":"preview", "type":"media","link_text":null,"attributes":{"class":"media-element file-default"}}]]Una persona adulta requiere entre siete y ocho horas diarias de descanso. Cuando dormirmos, nuestras células regeneran la energía que nos mantiene frescos y sanos. Por ello, si no tenemos un buen descanso cada noche aceleramos el proceso del envejecimiento.

Si sigues una vida saludable, tu apariencia te lo compensará.