mujer

Remedios caseros para tratar la cirrosis

101738583
Hemera/thinkstock

El hígado es un órgano que realiza múltiples funciones. Elimina toxinas y produce bilis, una sustancia destinada a la digestión, al colesterol y ciertas proteínas que reparan diversos tejidos corporales.

Por otra parte, almacena y libera energía necesaria para el buen funcionamiento del organismo. Por todas estas razones, los daños al hígado deben ser evitados.

Los trastornos de este órgano se llaman cirrosis del hígado, y esta es una de las enfermedades hepáticas más severas. Las células que lo forman se reducen y ello afecta su estructura y sus distintas tareas.

Veamos ahora algunos remedios caseros para combatir la cirrosis.

Ficus religiosa

Un método muy bueno para cuidar del hígado consiste en lavar 2 o 3 hojas de ficus religiosa, luego macerarlas con azúcar y agregarles 250ml de agua. Cola la preparación y bebe 2 veces al día. También se pueden consumir 2 naranjas en ayunas durante 6 días aproximadamente.

101863238
Hemera/thinkstock

Rábano

De entre los remedios más efectivos que se conoce está combinar hojas y tallo de rábano con azúcar y beber esta mezcla en ayunas cada mañana.

Suero de leche y comino

Para tratar la cirrosis se puede emplear también la combinación de suero de leche, sal, alumbre asado y semillas de comino.

Agua

Un remedio muy simple para combatir este trastorno es poner al sol durante 6 horas una botella de cristal llena de agua y luego beber una vez que se enfríe.

71059105
Stockbyte/thinkstock

Limón

El limón es un buen amigo para proteger al hígado. Exprime un limón en 100g de agua y añádele una pizca de sal. Bebe esta mezcla 3 veces diarias durante 21 días. Igualmente, se puede tomar una cucharada de jugo de semillas negras de papaya y agregarle 10 gotas de jugo de lima. Esta preparación se consumirá 1 o 2 veces al día durante un mes.

¡Prueba también otros remedios naturales para la cirrosis hepática y cuida tu hígado!