mujer

Consejos para tener relaciones interpersonales saludables

98031831
iStockphoto/Thinkstock

Las relaciones interpersonales no son fáciles y poco se nos educa para poder llevarnos bien con los demás, por lo que aprendemos a modo de ensayo y error, equivocándonos muchas veces.

En VivirSalud te contamos qué puedes hacer para tener una buena relación con los demás, ya sea con tu pareja, tus hijos, tus amigos, tus padres o cualquier persona.

Olvídate de las expectativas

Un gran problema es el de poner estándares y expectativas para las personas, porque cuando no los cumplen nos desencantamos y decepcionamos. Si las personas no actúan como esperamos, o no hacen lo que queremos se hace más difícil llevar la relación, ya que nos comenzamos a centrar en los defectos de las personas, olvidando muchas veces sus aspectos positivos.

Si tienes expectativas realistas y aprendes a querer a las personas como son, podrás evitarte muchos malos ratos. No es una tarea fácil, pero es un muy buen consejo a seguir.

Aprende a perdonar

También es muy difícil... Acompañado del consejo de no esperar ciertas actitudes de los demás, va el de saber perdonar, ya que muchas veces las personas cometen un error para nosotros, que para ellos no lo es, porque no lo consideran así o no saben actuar de otra manera. Debemos tratar de no juzgar a los demás, sino pensar que son distintos a nosotros y debemos quererlos como son, con sus virtudes y defectos.

Claro que hay personas que son dañinas para nuestra vida, a las que debemos perdonar y dejar que sigan su camino, pero si alguien trae mucha alegría y positividad a tu vida, aprende a quererla tal como es y acepta que todos nos equivocamos.

97739997
iStockphoto/Thinkstock

Parte dando lo que quieres recibir

Muchas veces nos quejamos de que no nos demuestran afecto, o que no nos tratan como queremos, pero solo vemos un lado de la situación. Puede que si nosotros damos el primer paso, o hacemos el primer esfuerzo, cambien las cosas y sean como esperamos. Por ejemplo, si peleamos constantemente con nuestra pareja, puede que si cambiamos la forma en que la tratamos y lo hacemos con más cariño, también nos responda de la misma manera.

De igual manera, lo mejor es que nos centremos en pensar ¿estoy haciéndolo bien?, ¿cómo me comporto con tal persona?; que nos miremos a nosotros mismos, en vez de estar observando las actitudes del otro y culparlo por todo. Puede que los dos estemos haciendo algo mal.

Pon tu marcador de errores en cero y resalta los aspectos positivos de los demás y verás cómo se hace más fácil quererlos y aceptar sus diferencias con nuestra forma de pensar.

¿Cómo están tus relaciones con los demás? ¿Estás haciendo algo por mejorarlas?