mujer

Remedios caseros para la conjuntivitis

148253551
iStockphoto/Thinkstock

La conjuntivitis es una afección muy común en las personas. Consiste en una inflamación de la conjuntiva, membrana que cubre el ojo. Puede deberse a una deficiencia de vitamina A, o tener un origen bacteriano o alérgico.

Los síntomas son enrojecimiento y lagrimeo ocular, y duran apenas unos días pero son realmente incómodos.

Algunos remedios para la conjuntivitis están a la mano para ayudarnos a aliviar este malestar.

[[{"fid":"1123828","view_mode":"preview", "type":"media","link_text":null,"attributes":{"class":"media-element file-default"}}]]  Se prepara una solución de manzanilla y se utiliza como lavaojos, para prevenir que haya transmisión de la infección hacia el otro ojo. Basta con tomar unas flores de manzanilla y ponerlas en una taza de agua hervida. Una vez frío, el líquido puede ser usado. También se pueden poner compresas frías que disminuyen la irritación y el dolor en los ojos.

[[{"fid":"1123829","view_mode":"preview", "type":"media","link_text":null,"attributes":{"class":"media-element file-default"}}]]  El ardor y la inflamación se reducen si se añaden 50ml de agua a un manojo de hojas de cilantro. Con la solución resultante se realizan lavados de ojos. Una precaución a tener: el remedio es muy eficaz para combatir la conjuntivitis, pero no debe ser aplicado en exceso si el paciente es asmático.

[[{"fid":"1123830","view_mode":"preview", "type":"media","link_text":null,"attributes":{"class":"media-element file-default"}}]]  Para compensar las deficiencias de vitamina A lo ideal es preparar el siguiente jugo de vegetales crudos: mezcla 300ml de jugo de zanahoria con 200ml de jugo de espinaca. Beber cada mañana en ayunas este preparado.

[[{"fid":"1123831","view_mode":"preview", "type":"media","link_text":null,"attributes":{"class":"media-element file-default"}}]]  Una mota de algodón empapada en leche y polvo de alumbre se coloca sobre el ojo e inmediatamente se siente el alivio, así como se va reduciendo la irritación y la hinchazón del área afectada.

¡Prueba estos sencillos remedios! Pero si el problema persiste, consulta un médico.