Aprende a manejar tu apetito de una manera saludable e inteligente

155326361
iStockphoto/Thinkstock

Cuando deseamos bajar de peso, nosotros mismos somos nuestros peores enemigos y los principales saboteadores de nuestro anhelo. Y es que a veces parece imposible contenernos el hambre o los antojitos… ¿O, no? Aprende hoy cómo manejar ese ávido apetito de manera saludable e inteligente.

Incrementa tu ingesta de proteínas en tu dieta

Para conservar esa sensación de llenura y evitar arrasar con toda la comida que encontramos en nuestro camino, no dudes en incrementar alimentos ricos en proteínas en tu dieta diaria, ya que tienen la facultad de aliviar esos antojos de azúcar y cosillas dulces.

Las milagrosas semillas de chia

Además de ser una rica fuente de omega-3, fibra y proteínas, posee también antioxidantes y aminoácidos. Esta fabulosa combinación ayuda a retrasar el proceso digestivo, lo que suprimirá tu hambre.

158554064
iStockphoto/Thinkstock

Sólo media toronja…

También conocida como pomelo, es un maravilloso fruto compuesto en un 90% por agua, lo que lo vuelve el protagonista de cualquier dieta exitosa. Según estudios, comer media toronja luego de cada comida durante 3 meses puede ayudarte a perder 1.5 kg. Para aprender más sobre la toronja, has click aquí.

¡Vamos al gym!

60 minutos de trabajo cardiovascular te ayuda a reducir el apetito hasta por dos horas.

Bebe más agua

Consumir más de 2 litros de agua diariamente engañará a tu cuerpo, diciéndole adiós a tu hambre. Para aprender sobre todos los beneficios del agua da un click aquí.

No dejes de lado tu desayuno

Por las mañanas el nivel de azúcar en nuestra sangre es más bajo, así que no te extrañe que cada vez que te saltees el desayuno comas muchos dulces cuando tengas la oportunidad. Para conocer más razones para tomar desayuno, ingresa por este link.

¡A consumir grasas no saturadas!

No debemos olvidar los aceites esenciales para mantener el equilibrio de nuestra dieta diaria. Agrega ácido oleico, una grasa no saturada presente en el aceite de oliva, las nueces y la palta. Durante la digestión, estos aceites son convertidos en un compuesto que enviará señales a tu cerebro, que provocará sensación de saciedad.

Masticando mucha goma de mascar

Este hábito calificado como desagradable para muchos, es en realidad el mejor truco para regular el apetito. El acto repetitivo de masticar estimula los nervios de la mandíbula que se conectan a la zona del cerebro encargada de controlar el hambre.

stk74761cor
George Doyle/Stockbyte/Thinkstock

Tomando una deliciosa sopa

Una rica y reconfortante sopa en el almuerzo o la cena es un eficaz método para crearte una sensación de llenura. Ten por seguro que no te excederás con el plato principal.

Otros métodos que no deberías dejar de probar son: consumir almidón, aumentar la fibra en tu dieta, comer chile y obviamente masticar más despacio.

¿Te sabes algún otro secretito para reducir tu apetito?