mujer

¿Cómo elegir tus lentes de sol?

86544766
Jupiterimages/Brand X Pictures/Thinkstock

En el verano la exposición que sufrimos a los rayos solares es mucho mayor, aunque siempre tenemos que tener precauciones con ellos, incluso en el invierno cuando vamos a la nieve. Nuestros ojos también sufren de irritación y dolor con los ratos UV, además de que pueden contribuir al desarrollo de enfermedades, como las cataratas, o sufrir daños a la retina.

Afortunadamente podemos proteger nuestros ojos con lentes de sol, que nos hacen ver más estilizados, pero no sólo debemos fijarnos en el modelo, sino que en que cumplan la función de protegernos verdaderamente.

En VivirSalud te contamos qué tienes que saber para elegir tus lentes de solcorrectamente.

Protección UV

Que los lentes protejan eficazmente no tiene mucho que ver con la oscuridad de las gafas, así como tampoco con su color ni mucho con su precio. La protección UV es transparente e incolora y en lo que te tienes que fijar es en los números: mientras más alto, mejor.

Tienes que mirar en la etiqueta de tus lentes que filtran los rayos UVA y UVB y que digan que protegen el 100% (o lo más cercano posible)) de los rayos UV. También te sirven los lentes que tienen la designación de UV 400 en la etiqueta.

Amplia cobertura

La luz puede reflejarse hacia arriba, hacia abajo o hacia los lados, sobre todo si estás en la arena, agua o nieve, por lo que es un elemento a considerar al comprarte unas gafas de sol. Cuando las pruebes observa si ves una luz brillante en la periferia, la idea es que la luz no dañe tus ojos ni la piel alrededor.

Visión periférica

Cuando te pruebes los lentes fíjate si puedes ver bien hacia los lados, con la cabeza fija, ya que muchos marcos son muy grandes y bloquean la visión hacia los lados, lo que puede ser peligroso en la conducción.

200119330 001
Ryan McVay/Lifesize/Thinkstock

El adecuado para ti

Además de la comodidad, debes buscar un estilo que se adapte a tu cara y no se te resbale a cada rato. Evita todo lo que es demasiado apretado o demasiado flojo.

Oscuridad

Elige una oscuridad o densidad que se adapte a tu nivel de comodidad. Las personas que son sensibles a la luz tendrán que elegir lentes oscuros. Lentes de gradiente (más oscuros en la parte superior que en la inferior), pueden hacer que sea más fácil ver el tablero de instrumentos al conducir o realizar otras tareas sin quitarte tus gafas de sol.

Resistencia a los golpes

Los lentes de policarbonato (plástico) son menos propensos a romperse, lo que les hace una apuesta más segura para evitar lesiones en los ojos al practicar deportes o hacer ejercicio.

Precio

No es necesario gastar mucho para conseguir una buena protección, sólo debes encontrar la alternativa adecuada. Si necesitas unos lentes para el sol, sin receta médica o sin tener alguna enfermedad ocular, puedes encontrar un par de gafas económicas con una buena protección UV en casi cualquier lugar.

Existen muchos tipos de lentes y modelos. Depende de ti cuál te servirá más. Consulta con tu oftalmólogo cuál alternativa será la mejor para ti y toma en cuenta estos consejos, así tu compra será correcta y te evitarás muchos problemas. Tus ojos te lo agradecerán.