mujer

Tips para que el desayuno sea un hábito cada mañana

Tips%20para%20que%20el%20desayuno%20sea%20un%20h%C3%A1bito
Demid Borodin - RF - Thinkstock

Porque nos levantamos tarde, porque tenemos que llegar en hora al trabajo, porque debemos llevar a los pequeños al colegio o porque nos da pereza cocinar tan temprano... Razones para olvidar o ignorar el desayuno sobran, pero no debemos tomarlas como excusas: el desayuno es la principal comida del día y por lo tanto, debemos hacer un lugarcito en nuestras rutinas para cumplirlo, tal como nuestro organismo necesita.

¿Se te hace difícil organizar tus horarios para desayunar? ¿Te aburre comer y beber siempre lo mismo cada mañana? Estos tips sobre cómo hacer que el desayuno sea un hábito te ayudarán a incorporarlo a tu rutina.

  • Prepáralo la noche anterior. No, no necesariamente tienes que cocinar ni dejar el desayuno listo en la bandejita cada noche. Pero sí ten una idea de lo que desayunarás y ponlo todo “a mano”, así, a la mañana siguiente, encuentras todo mucho más rápido. Por ejemplo, deja los platos, los cubiertos y los vasos encima de la mesada de la cocina, el pan para las tostadas en una repisa, etc.
  • Incluye alimentos variados. Si siempre desayunas lo mismo llega un momento en que te aburres. Para que tus desayunos sean más nutritivos y deliciosos incluye en tu nevera fruta fresca, huevos, yogur, leche y productos lácteos. Haciendo click aquí por ejemplo puedes consultar varias ideas de desayunos saludables y sabrosos. De esa forma, tendrás al alcance más alimentos cada mañana y te entusiasmarán tus desayunos.
  • Innova. Si no te gustan los platos típicos de desayuno, y además tienes cierta habilidad para la cocina inspírate y prueba nuevos sabores para tus mañanas. ¿Qué tal una veggie-pizza, quinua o sándwiches con pan de pita?
  • Barras de cereales para los días en que estamos apurados. Todos tenemos esas mañanas en que nos quedamos dormidos o estamos tan apurados que no nos da el tiempo para desayunar debidamente. ¡Pero eso no quiere decir que tengamos que saltearlo! Para esos momentos que estamos deprisa, ten a mano las clásicas barras de de granola, sin azúcar y ricas en fibra, que consigues en cualquier supermercado.

Y así... ¿No te dan ganas de desayunar?