Cómo cuidar el cepillo de dientes adecuadamente

101477503
Hemera/Thinkstock

Para asegurarnos una efectiva higiene dental debemos prestar atención al cuidado del cepillo de dientes, uno de los elementos más importantes para la salud bucal. ¿Qué sería de nuestra sonrisa si no existieran los cepillos de dientes? Debemos guardarlo y preservarlo para proteger nuestra dentición.

En cómo cuidar el cepillo de dientes adecuadamente. Es fundamental que “trates bien” a tu cepillo desde que te terminas de lavar los dientes hasta el cómo y dónde lo guardas.

  • Enjuágalo bien. Una vez que hayas terminado de lavarte los dientes, y antes de guardar el cepillo, enjuágalo correctamente con agua del grifo. Asegúrate que no queden restos de pasta dental.
  • Guárdalo en posición vertical. Debes guardar el cepillo de dientes parado, es decir, en posición vertical para que el aguya drene hacia abajo desde la cabeza del cepillo.
  • Guárdalo a la intemperie. Otro consejo para guardar bien tu cepillo es dejarlo al aire para que se seque correctamente. Por ejemplo, si sueles guardar el cepillo en un vaso no lo coloques detro de un cajón o dentro del armario, pues así estás impidiendo una buena circulación del aire. Los cepillos de dientes no pueden mantenerse húmedos porque, de esa forma, permites el crecimiento de bacterias en ellos.
  • Sepáralo de los demás cepillos de dientes. Otro modo de evitar que las bacterias se acumulen en el cepillo es guardarlo lejos de los cepillos de los demás. No dejes que tu cepillo toque el cepillo de otro miembro de la familia.
  • Mantenlo lejos del lavabo e inodoro. Esto es para evitar salpicaduras de agua o jabón cuando alguien se esté lavando las manos. Y obviamente, mantenerlo lejos del inodoro es fundamental para que no se caiga dentro de él.
  • Mantenlo lejos de productos de limpieza o productos químicos.
  • No utilices el microondas ni el lavavajillas para limpiar o esterilizar tu cepillo de dientes. Este tipo de aparatos puede dañar tu cepillo.
  • Descubre cuándo es el momento de cambiarlo. Por más que cuides tu cepillo de dientes como si fuera un tesoro, con el tiempu y uso éste se desgastará. Se recomienda cambiar el cepillo cada 3 meses, aunque sustitúyelo si tiene las cerdas abiertas o desgastadas.

Con un cepillo bien cuidado, tus dientes estarán bien cuidados también.