mujer

Snacks saludables para llevar a la oficina

99911007
Hemera/Thinkstock

Son 10:30 de la mañana. Hace un par de horas que estás en la oficina – por lo tanto, hace unas cuantas horas más que has desayunado – pero todavía falta para el momento del almuerzo. O bien, son las 4:30 de la tarde, el almuerzo quedó atrás y queda un largo trecho para la merienda... ¡Cuánta hambre!

Sin dudas, los momentos que acabo de describir son cuando más nos ataca el apetito. Y por eso mismo, también son los momentos más peligrosos, ya que si no controlamos lo que ingerimos en esa instancia de hambre voraz, terminamos aferrados a los dulces y postres, o a lo que primero encontremos en la nevera. Si estas situaciones te son familiares, deténte aquí: en ideas de snacks saludables para llevar a la oficina.

Frutos secos. Si hablamos de snacks saludables los frutos secos deben ser de los mejores. Son ricos, nutritivos y pequeños, y además no necesitamos consumir tantos para sentirnos llenos. Llévate un tupper con siete almendras, dos nueces y seis pasas, junto con una banana y una botella de 500ml de jugo de limón.

Sándwich. Un sándwich tiene el poder de salvar nuestras “emergencias de hambre” a la media tarde, después del almuerzo pero mucho tiempo antes de la merienda. Utiliza pan de grano entero, y agrégale una loncha de jamón frío, tomate, lechuga y una rodaja de pepino.

Barras energéticas. Prepara tu propia barra energética. Para ello, tritura 500g de almendras, nueces, cacahuetes, pasas y arroz inflado, y colocalos en un tazón. Calienta una taza de miel con media taza de azúcar morena. Cuando esté caliente, licúa y viérte sobre el tazón de los frutos secos triturados. Calienta en una sartén hasta que la mezcla de miel y azúcar se “peguen” a los frutos secos. Déjalos durante un par de horas. Corta en cuadrados y listo. ¡Tienes tu barra energética!

¿Qué otros snacks saludables te podrías llevar a la oficina? ¡Aceptamos nuevas ideas!