mujer

Zapatos con taco, perjudiciales para nuestros pies

tacos
Andriy Bandurenko - RF - Thinkstock

La moda hace que los zapatos que se usan cada vez tengan más taco, lo que causa dolor e incluso deformaciones en los pies si se usan con mucha frecuencia. En VivirSalud te contamos cuáles son los problemas que te pueden causar los zapatos con taco y qué hacer si no te queda otra opción más que andar con ellos muchas horas.

Los zapatos con taco muy alto producen gran presión en la parte posterior del talón, lo que conduce a la formación de ampollas, hinchazón, bursitis, incluso al dolor en el tendón de Aquiles. Los huesos del metatarso y las falanges (dedos) sufren demasiada presión, lo que los puede inflamar y causar dolor. El estrés crónico de los huesos del pie, incluso, puede conducir a fracturas finas.

Los zapatos altos aumentan el riesgo de esguince de tobillo. Lo más común es sufrir un esguince lateral al pisar mal, lo que estira los ligamentos del tobillo más allá de su longitud normal. Un esguince severo puede romper los ligamentos. Un esguince de tobillo debe ser inmovilizado y puede necesitar terapia física para sanar adecuadamente. El riesgo de desarrollar osteoartritis aumenta con un esguince grave o una fractura del tobillo.

Los tacos muy estrechos son particularmente peligrosos, ya que hacen que la persona se tambalee como si estuviera caminando sobre zancos, aumentando la probabilidad de sufrir un esguince de tobillo.

Si no puedes usar más que zapatos con taco, los que tienen un taco grueso proveen de una mayor estabilidad, evitando los riesgos de doblarse el tobillo. Lo recomendado es que los zapatos sigan la forma natural del pie, no teniendo más de dos centímetros de alto.

Si ya sufriste de las molestias de los tacos, aplicar hielo, o realizarte un masaje en los pies será lo que te aliviará y ya irás pensando qué zapatos te pondrás al otro día.

Y tú, ¿qué zapatos te vas a poner?