mujer

3 razones para volver a andar en bicicleta

EWE 067
Stockbyte/Thinkstock

Casi todos hemos crecido andando en bicicletas. Es una lástima que la mayoría hayamos perdido ese estupendo hábito cuando nos hicimos más grandes, ya que son un hermoso modo de transporte y proveen una increíble flexibilidad para el cuerpo.

Las bicicletas dan ejercicio, un modo de transporte barato y lo mejor de todo: son muy divertidas. Andar en bicicleta puede ayudarte a desarrollar un sistema cardiovascular en perfectas condiciones, así como también piernas fuertes. A continuación, veremos las 3 razones para volver a andar en bicicleta.

1 - Puedes andar fácilmente

Si vives en una ciudad y eres un ciclista competente, entonces esta es la mejor forma que puedes seleccionar para transportarte. Solamente pagas tu equipo cuando lo compras y puedes transportarte todo lo que quieras, sin importar lo que suceda. Por ejemplo, si el transporte público no funciona, a ti no te hará diferencia, ya que puedes transportarte en tus propios medios.

Hay personas que cuestionan la seguridad de andar en bicicleta por la ciudad, pero si eres cauteloso, no debería sucederte nada. De cualquier modo, para asegurarte, puedes tomar algunas clases de ciclismo en la ciudad.

2 - Es divertido

La sensación de andar en bicicleta muy rápido es grandiosa: el viento contra tu cara y la velocidad son dos factores sensacionales. Y, a diferencia de si andas en tu auto, de hecho tú estarás haciendo todo el movimiento. El ciclismo también es algo que puedes hacer en los fines de semana como una activdad, ¿qué mejor manera de pasar una tarde que andando en bicicleta con algunos amigos o familia?

3 - Excelente ejercicio

Aunque principalmente utilizarás tus piernas para pedalear, también utilizarás muchos músculos superiores de tu cuerpo para balance. También utilizas a tus abdominales y los músculos de tu espalda para asegurar tu postura, mientras que tus brazos también estarán involucrados. Por otro lado, también es un excelente ejercicio mental, ya que ayudará a relajarte.