mujer

5 remedios naturales contra el insomnio

100926629
Hemera/Thinkstock

Aunque es común de vez en cuando no poder descansar en la noche, el insomnio es la falta de sueño de manera regular. Antes de comenzar a tomar algún remedio natural, podrías consultar a tu doctor. El insomnio crónico puede ser un síntoma de otra condición como la depresión, enfermedades del corazón, apnea del sueño, enfermedades de los pulmones, o diabetes, así que es importante ver a un doctor si tienes problemas para dormir. A continuación, veremos 5 remedios naturales para tratar el insomnio:

1 - Valeriana. Esta es una hierba que ha sido utilizada por mucho tiempo como un remedio para el insomnio. Actualmente es un remedio aceptado para tratar al insomnio en Alemania, Francia, Suiza, Bélgica e Italia. Exactamente cómo funciona en nuestro organismo es aún desconocido, aunque algunos estudios sugieren que, como las píldoras para dormir convencionales, la valeriana podría afectar los niveles de un neurotransmisor calmante.

A diferencia de muchas otras medicaciones para el sueño, la valeriana no es adictiva ni causa aturdimiento en la mañana. Pero no funciona para todo el mundo, y aunque algunos estudios en laboratorios han sido positivos, los ensayos clínicos han sido inconcluyentes. Usualmente, la valeriana se toma una hora antes de irse a dormir. Toma entre dos y tres semanas para funcionar, y no debería ser consumida por más de tres meses seguidos. Los efectos secundarios de la valeriana podrían incluir: indigestión, dolores de cabeza, palpitaciones y mareos. Aunque se consigue en forma de té de valeriana, y de extractos líquidos, a la mayoría de las personas no les gusta el olor y la toman en forma de cápsula.

2 - Melatonina. Este es un remedio popular que ayuda a las personas a conciliar el sueño cuando el ciclo de dormirse y despertarse ha sido interrumpido, como un cambio de turno en trabajadores o personas con jet lag. La melatonina es una hormona que se encuentra naturalmente en el cuerpo. La glándula pineal, que se encuentra en el cerebro, hace la serotonina, que luego se convierte en melatonina en la noche, cuando la exposición a la luz es más baja. La melatonina generalmente se toma 30 minutos antes de la hora de dormirse deseada. Algunos expertos alertan que la melatonina no debe ser utilizada por personas con depresión, esquizofrenia, enfermedades autoinmunes, y otras enfermedades graves. Las mujeres embarazadas y en lactancia no deberían utilizar la melatonina. Un estudio de la Universidad de Alberta examinó 17 investigaciones con 651 personas y no encontraron efectos secundarios cuando se utilizaba por tres meses o menos períodos de tiempo.

3 - Kava. La kava es una hierba para tratar la ansiedad que puede ser útil para el insomnio relacionado con la ansiedad. De cualquier manera, la FDA (La Administración de Alimentos y Drogas de los Estados Unidos) ha emitido un estudio de consumidores sobre el potencial riesgo de enfermedades al hígado que pueden resultar de los suplementos dietarios que contengan kava.

4 - Técnicas de relajación. Son una de las maneras más efectivas para incrementar el tiempo de sueño, conciliar el sueño más rápidamente, y de sentirse más descansado en la mañana. Requieren un mínimo de 20 minutos antes de irse a la cama. Hay varias técnicas diferentes: una de ellas la visualización, que incluye imaginarse una escena relajante. Puedes intentarlo en la cama antes de dormirte. Si te imaginas a ti mismo en una isla tropical, piensa en la manera en que se siente la brisa tibia en tu piel. Imagina el perfume de las flores, observa el agua y escucha las olas. Incluye todos tus sentidos. Mientras más vívida sea la visualización y la mayor cantidad de sentidos que involucres, será más efectivo. En VivirSalud también hemos comentado otras ténicas.

5 - Dieta. Por un lado, deberías cortar el consumo de cafeína, ya que puede tener un efecto muy negativo en el sueño, causando insomnio e inquietud. Por otro, también cuida el consumo de dulces, que pueden interrumpir una buena noche de sueño. También deberías buscar alimentos que te ayuden a conciliar el sueño, como consumir alimentos con triptófano, que es un aminoácido que es el precursor de la serotonina, la cual luego se convierte en melatonina. Snacks con carbohidratos, como galletas integrales, pueden ayudar a mejorar el sueño.