Alimentos antioxidantes para prevenir el cáncer

97921724
iStockphoto/Thinkstock

Lamentablemente, y como todavía no se ha descubierto un cura definitiva, le seguimos teniendo miedo al cáncer. Sin embargo, olvidamos que tenemos todas las armas para prevenir esta dura enfermedad. Una de ellas es seguir una alimentación saludable, rica en alimentos antioxidantes.

Se ha demostrado que los alimentos antioxidantes ayudan a prevenir el cáncer, entre otras enfermedades. Estos protegen al organismo del daño celular de los radicales libres, que son moléculas que “se meten” en nuestro cuerpo a través de la contaminación, el metabolismo, una mala alimentación, etc. Es importantísimo que empieces a incluir los alimentos antioxidantes a tu dieta diaria. A continuación te damos ejemplos de algunos de ellos:

Frijoles rojos pequeños. ¿Sabías que es el alimento con mayor cantidad de antioxidantes en el mundo? Estos frijoles, cultivados preferentemente en Norteamérica, además ofrecen otros nutrientes.

Arándanos silvestres. Los arándanos son un alimento con excelente reputación en cuanto a la cantidad de nutrientes que nos aportan. Al ser ricos en antioxidantes, nos ayudan a combatir muchas enfermedades, entre ellas el cáncer. En particular los arándanos silvestres poseen más antoxidantes que los arándanos cultivados, pues preservan sus componentes naturales.

Las granadas.Esta fruta ayuda a prevenir el cáncer, especialmente, el cáncer de próstata. Si eres hombre, entonces, comienza a beber jugo de granadas como una forma de cuidarte.

Alcachofas. Sus propiedades antioxidantes ayudan a mejorar la salud del corazón, regenerar las células del hígado y disminuir los riesgos de cáncer y defectos congénitos.

Nuez pacana. Posee fitoquímicos que reducen los niveles de colesterol malo y oxidación, y protegen al organismo de los altos niveles de grasa saturada.

Bayas de Acai. Se trata de un alimento que se cultiva en Brasil que viene ganando popularidad debido a sus poderes antioxidantes. Se ha demostrado que ayudan a reducir y autodestruir las células cancerígenas de la leucemia.

Ciruelas secas. Debido a su gran cantidad de fenoles, son buenas para el corazón, normalizar los niveles de azúcar en sangre, mejora el sistema digestivo y el colesterol.