Trucos para dormir bien

86506289(1)
Jupiterimages/Goodshoot/Thinkstock

Dormir es un placer, y nos permite descansar y despertarte por las mañanas sintiendo que haz recuperado todas las energías. Pero a veces dormir es un problema. Además de no descansar el cuerpo y la mente, dormir mal afecta la concentración, la capacidad intelectual y la forma en que nos relacionamos con los demás. Los trastornos del sueño afectan mucho la calidad de vida de quien los sufre.

Hay muchas personas que tienen problemas para dormir. En VivirSalud queremos ayudarte si tienes este problema así que te diremos algunos trucos para dormir bien que quizás puedan ser de utilidad:

Cuida tu dieta: Una buena dieta, equilibrada y saludable, te ayudará a dormir mejor.  Si tienes problemas para dormir, pues deberías eliminar de tu dieta diaria comidas picantes, muy grasosas, bebidas alcohólicas y café. Especialmente en la cena, que debería ser una comida muy frugal. Es importante también que no te acuestes a dormir enseguida después de comer.

Relájate antes de dormir: Relajarse puede significar leer un libro, escuchar música suave o dibujar. No tienes que ponerte a practicar yoga, aunque no sería mala idea.

Saca todo artefacto eléctrico de tu habitación: Si acostumbras ver televisión en la cama y duermes mal, pues quizás si pones el televisor en otro lugar empieces a dormir mejor. Cualquier otro artefacto como relojes despertadores, equipos de audio, video, etc., pueden molestarte mientras duermes. Aunque no te des cuenta una pequeña luz o ruido pueden ser la causa por la que duermes mal.

Que tu cama sea un santuario: Tal vez acostumbras a comer en la cama, echarte con tus amigos/as a charlar, ver televisión o hacer cualquier actividad acostado en la cama. Pues deberías dejar de hacerlo y usar la cama solo para dormir. Entonces cuando te acuestes, tu mente relacionará la cama con dormir.

Ejercicio físico: el ejercicio físico hará que tus músculos estén cansados a la hora de dormir, te será más fácil relajarte y notarás un cambio positivo en tu cuerpo.

Busca ayuda: Tal vez un médico psicólogo pueda ayudarte, además hay muchos tratamientos alternativos que son muy buenos y algunas plantas medicinales también.