mujer

Remedios naturales para la cirrosis hepática

La cirrosis hepática es una enfermedad secundaria que surge como consecuencia de trastornos crónicos en la función del hígado, ésta se manifiesta como un daño en el tejido porque mueren las células que lo conforman; si has sido diagnosticado con cirrosis hepática continua leyendo, ya que hoy te traemos remedios naturales para la cirrosis hepática.

Los signos y síntomas que puedes presentar si sufres de cirrosis hepática son fatiga, falta de apetito, nauseas, debilidad, pérdida de peso, edemas, hematomas, coloración amarillenta de la piel, picor, lentitud en el metabolismo e hipertensión.

Entre las causas que originan la cirrosis tenemos: hepatitis, alcoholismo crónico, cirrosis biliar, algunos trastornos hereditarios, envenenamiento, enfermedad cardíaca congestiva, entre otros; así, que si presentas alguna de estas condiciones es hora de actuar para evitar y/o tratar la aparición de la cirrosis hepática con el uso de los remedios naturales.

Remedios naturales para la cirrosis hepática:

-Mezcla varias hojas de Figura Sagrada con azúcar y añádele ½ taza de agua, tómalo dos veces al día.

-Toma una cucharadita de glucosa en una taza de agua tres veces al día.

-Mezcla 50 gramos de hojas de rábano blanco con azúcar y tómalo cada mañana en ayunas.

-Tomar el jugo puro de dos naranjas en ayunas ayuda en la recuperación rápida de la cirrosis.

-Consume diariamente un poco de alumbre tostado mezclado con suero de leche.

-En 100ml de agua mezcla el jugo de un limón y una pizca de sal, tómalo tres veces al día durante 21 días.

-Mezcla una cucharadita de aceite de semillas da papaya con 10 gotas de jugo de limón, consúmelo una o dos veces al día durante un mes.

Es importante que recuerdes que estas recetas naturales sirven como complemento al tratamiento médico que debes obtener.