mujer

Consejos para practicar meditación

108295995
Jacqueline Veissid/Lifesize/Thinstock

La meditación es una gran solución para combatir el estrés, uno de los males de los que prácticamente nadie puede escapar. La presión en el trabajo, las responsabilidades, problemas económicos, la relación con la pareja e hijos y demás situaciones pueden ser causa de ansiedad y preocupación en nuestras vidas...

Si quieres un poco de relax, la meditación es un camino para lograrlo. Para aventurarte en esta experiencia, primero ten en cuenta estos tips. Meditar no es sentarse y hacer el Om; necesitas prepararte de varias maneras para lograr la máxima concentración...

Logra el mayor silencio posible. Apaga el televisor, la radio, el ordenador, el teléfono y cierra las ventanas si vives en una calle transitada... El silencio es esencial para lograr la concentración.

Busca un lugar. Si te es imposible relajarte en casa, busca un lugar alternativo. Puede ser el parque, la playa o cualquier otro sitio silencioso y donde haya poca gente, por supuesto. Si encuentras un lugar así, es ideal pues cambiar de ambiente te sirve para despejar tu mente.

Sé constante. Tal vez te cueste concentrarte y lograr una profunda relajación...¡Tienes que tener paciencia! Entrégate a la meditación varios días a la semana y verás que con la práctica alcanzas el relax que estás buscando.

Sé persistente. Como te decía en el paso anterior, la meditación no se da sola sino que requiere dedicación y trabajo. Si sientes que no estás logrando lo que quieres, no abandones. A fin de cuentas, no eres un robot programado que puede “apagar” su cabeza: deja que tus pensamientos fluyan.

Aclara que no quieres ser molestado. Si meditarás en casa, adviérteles a tu pareja, hijos, hermanos, padres y al resto de personas que vivan contigo que necesitas tranquilidad. Diles que luego devolverás los llamados y que no te interrumpan excepto que algo grave haya sucedido.

Establece tu estado de ánimo. Prepara la escena para la ocasión: apaga las luces, elige un rincón oscuro y tranquilo, enciende velas. Un ambiente adecuado te ayudará a lograr la concentración. Te recomiendo las velas aromáticas o incienso, aroma a flores, hierbas o aire fresco.