mujer

¿Qué es la energía Chi?

153555513
iStockphoto/thinkstock

Todas las disciplinas de la Medicina Tradicional China, y algunas otras como el yoga y el ayurveda, se basan en la existencia de una energía Universal que llena todos los espacios. Es la energía Chi, el aliento vital, la energía de la vida y la que gobierna todo. Quienes practican Tai Chi, acupunturistas e incluso instructores de yoga y expertos en Feng Shui saben muy bien lo que es la energía Chi.

Una definición: “La energía vital o “Chi” es la esencia que nutre nuestra vida y la del Universo”. Las distintas actividades de la Medicina Oriental nos enseñan a mantener libre el fluir de la energía Chi. También puede actuar directamente sobre el flujo de energía Chi independientemente de las acciones o voluntad del paciente.

Los conocimientos de la circulación de energía dentro del cuerpo humano se remontan hace unos cuatro mil años. La medicina China de entonces descubrió que la energía circula por canales denominados meridianos que fluyen como si fuesen ríos en todo nuestro cuerpo.

Los antiguos sabios consideraban que con la meditación estática y la respiración bastaba para regular el Chi en la mente y el cuerpo. Pero después de siglos, médicos y físicos Chinos llegaron a la conclusión de que para aumentar la circulación energética, además de la meditación y la relajación era necesario moverse.

Descubrieron que la paz mental era tan importante como el movimiento del cuerpo y que los movimientos específicos como los que se realizan en el Tai Chi o Chi Kung podían llegar a aumentar la energía vital en determinados órganos.

Si la circulación del Chi no es correcta o se encuentra bloqueada se produce un desequilibrio energético, si este desequilibrio no se corrige, inevitablemente con el tiempo será causante de alguna enfermedad.

De la misma forma que el Chi fluye por nuestro cuerpo, también lo hace a nuestro alrededor, y también puede suceder que la energía está bloqueada o estancada. Esto es lo que sentimos cuando entramos a un lugar y percibimos que algo no anda bien y sabemos que en el lugar reina una mala energía instintivamente.