Alimentos que contienen gluten

124572879(3)
iStockphoto/Thinkstock

Los alimentos que contienen gluten están prohibidos para aquellas personas que padecen de intolerancia al gluten, también llamada enfermedad celíaca. Los celíacos deben cuidarse de no consumir ninguno de los muchos alimentos que contienen gluten.

Esta enfermedad se origina por la intolerancia al gluten, que destruye las paredes del duodeno (revestimiento interno del intestino delgado) impidiendo la absorción de los alimentos y provocando una inflamación crónica del intestino cuando se consume alimentos con gluten.

Es una de las enfermedades más frecuentes relacionada a la intolerancia alimenticia, y afecta a personas de todas las edades. Sin embargo, los niños de 6 meses a unos años de edad y los adultos de 20 a 40 años son más vulnerables, y casi el 70 % de las personas afectadas son mujeres.

El gluten se encuentra en el pan y cualquier alimento que contenga harina de trigo, de centeno, cebada o avena. Bollos, pasta italiana, pasta de sopa, galletas, bizcochos, magdalenas y pastelería en general. Sémola de trigo, productos manufacturados que contengan cualquiera de las harinas anteriores y en general todos los productos manufacturados si no se especifica que es libre de gluten. Leches malteadas y alimentos malteados. Chocolate que no se declare como libre de gluten. Infusiones y bebidas preparadas con cereales como cerveza, malta, agua de cebada.

En algunos países es obligatorio que en las etiquetas de los productos este especificado si es un alimento con gluten o no. Pero siempre hay un riesgo de que algunos productos, especialmente los que son muy elaborados, contengan gluten pese a que la etiqueta pueda decir que es libre de gluten. Esto puede pasar por ejemplo si son envasados o procesados por la misma maquinaria que se utilizo para otros alimentos.

Los alimentos que pueden ser consumidos libremente son: Leche, quesos, mantequilla, nata, carne, pescados y mariscos, huevos, frutas y verduras, hortalizas, legumbres, soja, arroz, maíz y tapioca, azúcar, miel, sal, vinagre, café y te, manzanilla, poleo y bebidas carbónicas.  Estos pueden ser consumidos libremente pero en su estado natural y frescos. Nunca en conserva, enlatados, instantáneos ni deshidratados.