Las toxinas más comunes de nuestro cuerpo

Las toxinas mas comunes de nuestro cuerpo
iStockphoto/Thinkstock

Habrás escuchado muchas veces hablar sobre las toxinas de nuestro cuerpo pero, ¿sabes cuáles son? Durante toda nuestra vida nuestro organismo las acumula. Generalmente son cantidades pequeñas que no resultan nocivas para nuestra salud. De todas formas, es recomendable que intentemos evitarlas. Aquí te presentamos algunas de las toxinas más comunes y algunas sugerencias para librarnos de ellas.

Radicales libres: Los radicales libres son desechos tóxicos que produce nuestro organismo y que provocan el deterioro de las células. Esto acelera el proceso de envejecimiento. Los efectos de los radicales libres pueden ser reducidos mediante el consumo de alimentos antioxidantes como las frutas y verduras rojas, naranjas y amarillas.

Azúcar: Si estás al tanto de los actualizaciones de VivirSalud sabrás que el azúcar refinado no resulta nada favorable para nuestra salud. Contiene una cantidad importante de calorías y no nos aporta ningún nutriente. Un exceso de azúcar puede provocar diabetes. Por tal motivo es importante que controles su consumo.

Cafeína: La cafeína nos produce un efecto adictivo nada despreciable. Además, algunas personas pueden sufrir cambios de humor. Lo recomendable es no exceder el consumo de café y de otras bebidas que contengan cafeína.

Colesterol: Niveles altos de colesterol LDL (más conocido como “colesterol malo”) implica mayores posibilidades de sufrir enfermedades del corazón. Para disminuir nuestros niveles de colesterol debemos consumir menos grasas saturas y realizar ejercicio regular.

Cortisol: Es una hormona que produce el cuerpo en situación de preocupación y estrés, por lo que comúnmente se conoce como “la hormona del estrés”. ¿Cómo eliminarla? Practicando actividad física y buscando momentos para la relajación.

Plaguicidas: Podremos encontrarlos en la mayor parte de las frutas y verduras e incluso en nuestro propio jardín. Para evitarlas es recomendable comprar productos orgánicos y lavar bien las frutas y verduras que consumimos.

Continuamente estamos expuestos a una variedad de toxinas que pueden afectar nuestro organismo. Para evitarlas no hay nada mejor que seguir una dieta saludable y vivir en un medio ambiente no contaminado.