mujer

Prepara ensaladas más sanas

Prepara ensaladas m%C3%A1s sanas
Medioimages/Photodisc/Thinkstock

Las ensaladas integran el grupo de las comidas más sanas. Toda dieta saludable reemplaza las guarniciones de papas fritas por un plato de ensalada. Comer una rica ensalada te aporta muchas fibras y vitaminas y muy pocas calorías. Pero está claro que a veces las condimentamos demasiado, o elegimos ingredientes con muchas calorías, y no siguen siendo tan sanas como aparentan.

¡No nos engañemos! Una ensalada es una comida sana siempre y cuando la preparemos con los alimentos adecuados. ¿Quieres una ensalada lo más saludable posible? La próxima vez que prepares una ensalada sigue estos consejos para preparar una ensalada más sana.

Añade frutas frescas en lugar de frutas secas. Muchas ensaladas poseen arándanos o pasas de uvas entre sus ingredientes. Si en su lugar eliges frutas frescas, tendrás más aporte de fibras y menos de azúcar.

Usa aceite y vinagre en lugar de aderezos cremosos. Estos últimos suelen tener más grasas saturadas, colesterol y sodio. En cambio, el aceite de oliva, por ejemplo, es más saludable. Si lo que  pretendes es una ensalada sana, entonces condiméntala con unas gotas de limón fresco.

Elige nueces crudas en lugar de nueces saladas o azucaradas. Las ensaladas con nueces son bien conocidas, pero procura quedarte con la opción más saludable para ti. Si bien las nueces son fuente de grasas “saludables”, aportan muchas calorías.

Añade proteínas magras. Opta por el pollo, frijoles, atún o huevos cocidos en lugar de carnes fritas. Son buenas fuentes de proteínas magras. Tienen menos calorías.

Elige “materia prima”. Hay muchas ensaladas pre-hechas que pueden ser muy sabrosas, pero aportan más calorías, azúcar y sodio. Si lo que tú deseas es cuidar tu silueta, entonces tienes que elegir verduras crudas: verduras de hojas verdes, pepinos, tomates o zanahorias.