mujer

Arándanos para la circulación sanguínea

Como bien sabemos, los arándanos significan mucho más que una fruta con exquisito sabor. La medicina natural ha destacado las propiedades del arándano en múltiples ocasiones, y es sabido que su consumo regular puede mejorar notablemente el funcionamiento de nuestro organismo, además de prevenir un sinnúmero de enfermedades.

Los argumentos a favor del consumo diario de arándanos se fortalecen con una investigación llevada a cabo recientemente por un equipo de investigadores franceses liderados por Aurelie Mauray, quienes han destacado el potencial de los arándanos para prevenir enfermedades cardiovasculares.

Los investigadores experimentaron con tres grupos de ratones a quienes se los alimentó de forma regular. A dos de los grupos, sin embargo, recibieron uno o dos extractos de arándano, para comprobar si éste producía algún efecto positivo en su sistema circulatorio.

Tras dieciséis semanas de monitoreo, los investigadores franceses pudieron constatar que en los grupos de ratones que habían consumido extracto de arándano se percibió una reducción en la formación de plaquetas, algo que permitía que la sangre circule más libremente y prevenía la saturación de las arterias, síntoma de arteriosclerosis.

No es la primera vez que se asocia a los arándanos con beneficios para nuestro aparato circulatorio. Su consumo diario no sólo deleitará tu paladar con un fruto exquisito, sino que con ello además recibirás beneficios adicionales para tu salud.